Guardian establece un ejemplo al prohibir los anuncios de las empresas de combustibles fósiles

The Guardian se convertirá en la primera gran organización mundial de noticias en prohibir la publicidad directa de las compañías de petróleo y gas que extraen combustibles fósiles. Ya no aceptará publicidad ni aceptará dinero de las empresas de combustibles fósiles.

La compañía anunció la medida el miércoles luego de los esfuerzos para reducir su huella de carbono y aumentar los informes sobre la emergencia climática, y que se implementará con efecto inmediato. Las empresas, incluidos muchos de los mayores contaminadores del mundo que se dedican principalmente a la extracción de combustibles fósiles, estarán bajo el alcance de esta prohibición.

“Nuestra decisión se basa en los esfuerzos de décadas de muchos en esa industria para evitar una acción climática significativa por parte de los gobiernos de todo el mundo”, dijeron la directora ejecutiva interina de la compañía, Anna Bateson, y el director de ingresos, Hamish Nicklin, en un comunicado conjunto. declaración.

Según ellos, la respuesta al calentamiento global fue el “desafío más importante de nuestro tiempo”, y destacó el informe de The Guardian sobre cómo el cabildeo de las empresas de energía ha dañado explícitamente la causa ambiental.

Los grupos ambientalistas han discutido durante mucho tiempo sobre las costosas campañas publicitarias que las empresas de energía utilizan para “lavar de verde” sus actividades al resaltar sus inversiones relativamente pequeñas en energía renovable mientras continúan aprovechando al máximo sus ingresos de la extracción de combustibles fósiles. Aunque han pedido a los medios de comunicación que rechacen dicha publicidad, hasta ahora, solo un puñado de pequeños medios han adoptado este enfoque.

El año pasado, Katharine Viner, editora en jefe, anunció que The Guardian ajustaría su guía de estilo utilizando términos como «emergencia climática» y «calentamiento global» en lugar de «cambio climático» y «calentamiento global» para representar la escala de el desafío ambiental que enfrenta la Tierra. La compañía ha enfatizado el compromiso de convertirse en carbono neutral para 2030 a nivel corporativo mientras se deshace de su fondo de dotación Scott Trust casi en su totalidad de las inversiones en combustibles fósiles.

Si bien el negocio enfrenta vientos en contra sustanciales este año, como advierte la junta directiva de Guardian Media Group (GMG), la decisión de rechazar el dinero publicitario de las empresas de combustibles fósiles llega en un momento crucial para la industria de los medios. La publicidad representa el 40% de los ingresos de GMG, que es una forma crítica de financiar el periodismo producido por los periodistas de The Guardian y Observer en todo el mundo.

Bateson y Nicklin dijeron que la prohibición resultaría en un golpe financiero. “El modelo de financiación de The Guardian, como la mayoría de las empresas de medios de alta calidad, seguirá siendo precario durante los próximos años. Es cierto que rechazar algunos anuncios puede complicarnos un poco la vida a muy corto plazo. No obstante, creemos que la construcción de una organización más útil y la sostenibilidad financiera deben ir de la mano”.

Guardian reconoció que a varios lectores les gustaría que la empresa rechazara la publicidad de cualquier producto que tenga una huella de carbono significativa, incluidos automóviles o vacaciones; sin embargo, dijo que esto no era financieramente sostenible ya que el modelo comercial de la industria de los medios seguía en crisis.

“Detener esos anuncios sería un duro golpe financiero y podría obligarnos a hacer recortes significativos en el periodismo de The Guardian y Observer en todo el mundo”, dijeron.

Con la esperanza de que los lectores apoyaran el periodismo de The Guardian al continuar inscribiéndose como miembros, agregaron, aunque, en los próximos años, la publicidad seguirá siendo una fuente clave de financiamiento. Como resultado, la pareja esperaba que la decisión de prohibir los anuncios de combustibles fósiles atrajera a otras empresas que querían anunciarse con The Guardian.

“Creemos que muchas marcas estarán de acuerdo con nuestra postura y, como resultado, podrían ser persuadidas para elegir trabajar más con nosotros. El futuro de la publicidad radica en generar confianza con los consumidores y demostrar un compromiso real con los valores y el propósito”.

Greenpeace, el grupo de campaña, dio la bienvenida a la medida. “Este es un momento decisivo, y The Guardian debe ser aplaudido por este movimiento audaz para poner fin a la legitimidad de los combustibles fósiles”, dijo Mel Evans, activista climático sénior de Greenpeace Reino Unido.

“Las empresas de petróleo y gas ahora se encuentran junto a las tabacaleras como negocios que amenazan la salud y el bienestar de todos en este planeta.

“Otros medios de comunicación, organizaciones artísticas y deportivas ahora deben hacer lo mismo y poner fin a la publicidad y el patrocinio de las empresas de combustibles fósiles”.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario