Importancia de la gestión de aguas pluviales y diversas soluciones de gestión de aguas pluviales

Según la EPA, la gestión de aguas pluviales es el esfuerzo destinado a reducir y canalizar la escorrentía de agua de lluvia o la nieve derretida de áreas urbanas, calles, jardines y hogares para mejorar la calidad del agua. También ayuda a revertir los efectos negativos de las inundaciones de aguas pluviales urbanas y rurales causadas por la agricultura y las actividades humanas, como las construcciones de infraestructura.

Las aguas pluviales son agua que proviene de la lluvia o del derretimiento de la nieve y el hielo. En una situación natural, se supone que las aguas pluviales se infiltran en el suelo o se evaporan. En hábitats como los bosques, por ejemplo, el suelo absorbe cantidades considerables de agua de lluvia y las plantas ayudan a retener cantidades significativas, asegurando que se escurra muy poca.

Además, las plantas, el pasto, las hojas y los tallos, entre otros componentes del bosque, ralentizan la escorrentía, asegurando que el agua drene hacia los ríos o hacia el subsuelo lentamente. En áreas urbanas, sin embargo, las plantas son pocas y los pavimentos y superficies están construidos de tal manera que solo permiten que muy poca o ninguna agua se infiltre en el suelo.

El resultado de esto es un aumento de la escorrentía superficial y aquí es donde la gestión de aguas pluviales se vuelve útil, especialmente para reducir la escorrentía de agua de lluvia o la nieve derretida de las calles, el césped y las áreas urbanas para mejorar la calidad del agua al prevenir bacterias dañinas, productos químicos, metales pesados, suelo erosionado. , y otras bacterias se drenen en humedales, ríos, arroyos, lagos u océanos.

Importancia de la gestión de aguas pluviales

1. Mantener el ciclo hidrológico natural

La gestión de aguas pluviales juega un papel fundamental en el mantenimiento de arroyos, lagos y vida acuática saludables, así como apoya los usos humanos al mantener el ciclo hidrológico natural.

Sin una gestión adecuada de las aguas pluviales, la infiltración puede disminuir, lo que reduce la reposición del suelo y la recarga de las aguas subterráneas. Vale la pena señalar que la humedad del suelo es esencial para mantener la vegetación y la razón por la que tiene un papel que desempeñar en el mantenimiento del ciclo hidrológico natural.

Además, la pérdida de recarga de agua subterránea puede reducir el flujo base en los arroyos y el flujo que existe entre tormentas, lo que sustenta la vida acuática. La gestión de las aguas pluviales también ayuda a reponer las aguas subterráneas, lo que garantiza que los seres humanos dispongan de agua adecuada para fines domésticos y agrícolas.

2. Prevenir un mayor riesgo de inundación

La gestión eficaz de las aguas pluviales ayuda a controlar las inundaciones. Las áreas que adoptan la gestión de aguas pluviales tienen un bajo riesgo de inundaciones y, por lo tanto, es menos probable que experimenten los efectos negativos de las inundaciones.

Es probable que las áreas urbanas y otras áreas con menos vegetación sufran inundaciones con fuertes aguaceros, a menos que se utilicen técnicas de gestión adecuadas.

En estas áreas, la intensidad de las tormentas eléctricas aumenta la escorrentía de la precipitación y la presencia de sistemas de drenaje acelera la escorrentía hacia los arroyos. Además, es más probable que las inundaciones causen la pérdida de vidas y daños a la propiedad en áreas sin técnicas adecuadas de gestión de aguas pluviales.

3. Prevenir la erosión indeseable de los arroyos

Al reducir la velocidad y la cantidad de agua que corre hacia los arroyos, el manejo de las aguas pluviales ayuda a prevenir la erosión excesiva. Si las aguas pluviales no se gestionan, pueden causar una erosión excesiva que puede impedir que el arroyo cumpla su función normal de transportar agua y sedimentos.

Además, sin la gestión de las aguas pluviales, las aguas pluviales pueden hacer que los arroyos y los ríos se inunden y afecten los medios de subsistencia de las comunidades circundantes. Un arroyo inundado romperá sus orillas, lo que hará que el exceso de agua se derrame en las granjas circundantes y destruya los cultivos.

También puede hacer que los arroyos cambien de forma y se agranden, lo que resulta en cambios en la distribución de los sedimentos del lecho del arroyo, así como en los patrones de meandros. El cambio en los arroyos también puede causar una disminución en la diversidad de plantas y animales.

4. Proteger la calidad del agua

La gestión de aguas pluviales juega un papel fundamental para garantizar la calidad del agua. Contaminantes como grasa, aceite, pesticidas, metales, plástico y pesticidas de jardines y usos diarios normales tienden a acumularse sobre las superficies. Si las aguas pluviales no se gestionan, pueden llevar los contaminantes a fuentes de agua como arroyos, lagos, océanos e incluso aguas subterráneas.

La contaminación es alta en las áreas urbanas donde el deterioro del pavimento, el desgaste de las llantas y las pastillas de freno, y las emisiones y los derrames de los vehículos pueden llegar fácilmente a las fuentes de agua. Con el uso de sistemas de gestión de aguas pluviales, algunos de estos contaminantes pueden eliminarse antes de que el agua llegue a los arroyos.

5. Prevenir la erosión del suelo

En las tierras agrícolas, las aguas pluviales pueden afectar la productividad de la tierra al arrastrar la rica cubierta del suelo. También puede transportar estiércol de las plantas además de la capa superior del suelo, lo que reduce la productividad de las granjas.

Si no se maneja bien, la escorrentía de aguas pluviales, especialmente en áreas descuidadas, puede hacer que las tierras agrícolas no sean aptas para la agricultura debido a la erosión del suelo. También puede aumentar el costo de producción a medida que los agricultores intentan crear un buen ambiente para la agricultura.

Soluciones de gestión de aguas pluviales

1. Techos verdes

Se alienta a los propietarios de viviendas a adoptar techos verdes como método para gestionar las inundaciones. Los techos verdes son techos con diferentes tipos de vegetación. La vegetación y los materiales del techo verde pueden atrapar algo de agua de lluvia, asegurando que el agua no se escurra por la superficie.

Además de gestionar las aguas pluviales, los techos verdes también ayudan a reducir los costos de energía, la contaminación atmosférica y la isla de calor al crear un entorno atractivo. Los techos verdes son atractivos por su equilibrio hídrico, calidad del agua y beneficios de flujo máximo.

2. Barriles y cisternas de lluvia

Una forma rentable de gestionar las aguas pluviales es el uso de barriles de lluvia y cisternas para recolectar agua de los techos para su reutilización.

En este método de recolección de aguas pluviales, es posible que deba modificar su techo al incluir componentes de recolección de agua como canaletas y bajantes que canalizarán el agua hacia barriles de lluvia y cisternas. Puede utilizar el agua recolectada para fines domésticos, como la cisterna del inodoro o incluso la agricultura.

La recolección de agua de lluvia para uso doméstico y agrícola también conlleva beneficios adicionales, como la reducción de la factura del servicio de agua y un mejor uso de los recursos naturales.

Además, cuando el agua recogida se utiliza para regar zonas ajardinadas, el agua se infiltra en el suelo o se evapora por la vegetación.

inundaciones-tiempo-lluvia-dias-fuerte-lluvia

3. El uso o instalación de pavimentos permeables

Otra forma eficaz de controlar las aguas pluviales es mediante el uso de pavimentos permeables. Este método es ideal para grandes proyectos que cuentan con grandes estacionamientos o proyectos en áreas urbanas. Las superficies permeables tienen asfalto poroso que permite que el agua se infiltre al suelo.

Los materiales porosos como los adoquines de concreto entrelazados permeables, el asfalto poroso, el concreto permeable y la rejilla se pueden usar en estacionamientos, aceras y entradas de vehículos para permitir que el agua de lluvia se infiltre en el suelo y en las aguas subterráneas.

4. Golondrinas

En áreas de drenaje pequeñas con poca escorrentía, se pueden usar zanjas para transportar agua como una alternativa a los canales abiertos de concreto y alcantarillas pluviales subterráneas.

Los cenagales manejan las aguas pluviales al desacelerar la escorrentía, facilitar la infiltración y filtrar los contaminantes a medida que la escorrentía fluye a través del sistema. Las zanjas pueden ser canales secos o con vegetación según las preferencias individuales.

5. Franjas filtrantes con vegetación

En áreas que tienen pendientes suaves, especialmente donde el flujo canalizado no es probable, las franjas de filtro con vegetación funcionan mejor. Las franjas son bandas de densa vegetación hacia donde se dirige el escurrimiento del agua. Disminuyen la escorrentía del agua permitiendo que el agua se infiltre en el suelo.

Se utilizan con eficacia para controlar la escorrentía de caminos y carreteras, estacionamientos pequeños, bajantes de techo y superficies impermeables. Las franjas de vegetación retardan la escorrentía, lo que permite la sedimentación, la evapotranspiración, la infiltración en el suelo nativo subyacente y la filtración a través de la matriz del suelo y la zona de raíces.

6. Eliminación de bordillos y cunetas

Otra forma eficaz de gestionar las aguas pluviales es eliminar las herramientas que fomentan que el agua se escurra rápidamente. Las herramientas que recolectan agua, como canaletas y bordillos, recolectan y transportan la escorrentía rápidamente al drenaje, ya que no permiten la infiltración.

Si no se utilizan para recoger agua para su uso, se deben retirar. También puede agregar cortes de acera para dirigir la escorrentía al canalizar el agua a áreas permeables y filtrarla a través de funciones LID. Una forma efectiva de reemplazar los bordillos y las canaletas es usar cunetas para transportar la escorrentía.

7. Filtros de arena y orgánicos

Los filtros orgánicos y de arena se pueden utilizar con éxito para gestionar la escorrentía mediante la eliminación de partículas de metales, materiales flotantes y contaminantes.

En la mayoría de los sistemas de tratamiento de agua, los filtros orgánicos y de arena son parte de las soluciones de tratamiento utilizadas para eliminar la contaminación del agua antes de que puedan descargarse al agua receptora o al agua subterránea o para su reutilización.

8. Áreas de bioretención

La bioretención o los jardines de lluvia se pueden utilizar para gestionar las aguas pluviales dirigiéndolas al área designada. Las áreas de bioretención son depresiones ajardinadas poco profundas que filtran la escorrentía a través del suelo y la vegetación.

Una forma efectiva de crear áreas de bioretención es usar pastos nativos y flores silvestres como parte del sistema. El agua del canalón del techo se puede dirigir al jardín usando cadenas de lluvia.

9. Humedales construidos

Las personas o los gobiernos con grandes extensiones de tierra pueden construir humedales que imitan a los humedales naturales. Los humedales deben construirse con el objetivo de retener el agua saturada justo debajo de la superficie del suelo o en la superficie y permitir que se infiltre lentamente en el suelo.

Los humedales construidos también deben tener diversos componentes de flora y fauna que prosperen en el entorno creado.

10. Zonas de amortiguamiento ribereñas

Otra forma que se puede utilizar para controlar y gestionar las aguas pluviales es la creación de zonas de amortiguamiento ribereñas. Las zonas de amortiguamiento ribereñas son áreas especiales donde el desarrollo está prohibido o restringido, generalmente a lo largo de una costa, un arroyo, un lago o un humedal.

El objetivo principal de crear zonas de amortiguamiento ribereñas es separar y proteger las áreas marinas de la destrucción, la invasión o la perturbación. Una zona de amortiguamiento bien diseñada y mantenida puede mantener la integridad de los ecosistemas y hábitats acuáticos al atrapar contaminantes y partículas que pueden destruir el sistema de agua.

11. Cuenca de infiltración

La creación de la cuenca de infiltración es factible en áreas con suelos altamente permeables. La cuenca ofrece almacenamiento temporal de escorrentía de aguas pluviales. Las balsas de inflación no tienen salida estructural.

En cambio, la salida de agua de la cuenca es a través del suelo circundante y la evaporación. Si es necesario, la cuenca de infiltración también se puede combinar con una cuenca de detención extendida para permitir que la cuenca contenga aguas pluviales adicionales.

12. Estanques de detención

Los estanques de detención se pueden usar para almacenar agua temporalmente y esta es la característica que los hace ideales para la gestión de aguas pluviales. Los estanques se pueden excavar o construir en depresiones naturales que están secas durante los períodos de caudal bajo. En los estanques de detención, se debe permitir que el agua permanezca el tiempo suficiente para que se asienten las partículas sólidas.

13. Estanques de retención

Los estanques de retención funcionan de la misma manera que los estanques de retención pero con el beneficio adicional del control de inundaciones. Aunque están diseñados principalmente para mejorar la calidad del agua de los flujos de aguas pluviales, no están diseñados para secarse.

En cambio, están diseñados para retener agua permanentemente como parte de su volumen. La mejora de la calidad del agua se realiza mediante la sedimentación: la infiltración gradual en el subsuelo.

14. Detención in situ

La detención en el costado es un método simple, que se puede usar para recolectar agua de lluvia en un sitio, almacenarla temporalmente y luego liberarla lentamente para garantizar que no empeore las inundaciones río abajo. El método puede ser más efectivo en áreas urbanas y residenciales de manejo de aguas pluviales.

Referencias:

https://www.epa.gov/greeningepa/epa-facility-stormwater-management

https://www.cambridgema.gov/Departments/publicworks/Initiatives/stormwatermanagement

https://www.wef.org/resources/publications/all-magazines/world-water-stormwater/

https://ehs.unc.edu/environmental/stormwater/

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario