Diferencia entre sistemas solares activos y pasivos

Reciclas regularmente. Utiliza las bombillas de luz de mayor eficiencia energética que pueda encontrar. Incluso tienes una estación de compostaje en tu patio trasero. Aún así, desea hacer aún más para que su hogar u oficina sea respetuoso con el medio ambiente. ¿Qué mejor manera de reducir las emisiones de gas de su hogar que pasar de depender de los combustibles fósiles a utilizar el poder de la energía solar?

El problema que tienen muchas personas cuando deciden optar por la energía solar es que no saben por dónde empezar. Aunque los sistemas de energía solar no son un concepto nuevo, solo recientemente se han convertido en un tema de moda en los medios, ya que innovaciones como los aviones que funcionan con energía solar acaban de despegar, literalmente. Si aprovechar la energía solar es una ruta que eventualmente le gustaría tomar, ya sea en su casa o en el edificio de su trabajo, esto es lo que necesita saber sobre los sistemas de energía solar, tanto activos como pasivos.

¿Cómo funciona la energía solar?

Los paneles solares en los techos se están volviendo cada vez más populares; de hecho, en 2015, la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA, por sus siglas en inglés) informó que se instaló un récord de 66,440 sistemas solares en los hogares durante el primer trimestre del año. ¿Cómo estos paneles solares convierten la luz del sol en electricidad para calentar su hogar o alimentar sus electrodomésticos?

Básicamente, cada panel está formado por células solares, que consisten en obleas semiconductoras de silicio que, cuando son golpeadas por los rayos de la luz solar, dan como resultado el llamado efecto fotovoltaico (PV) que convierte directamente los fotones del sol en electricidad. Si le preocupa cómo funciona este proceso durante la noche, después de que el sol haya desaparecido, no entre en pánico: los paneles solares almacenan la energía adicional capturada durante el día para extraerla incluso cuando es de noche o un día nublado.

Invertir en paneles solares puede reducir enormemente las emisiones de gases de efecto invernadero al proporcionar una fuente de energía limpia y renovable, lo que lleva a un medio ambiente menos contaminado. Solo 18 días de sol equivalen al suministro total de carbón, gas y petróleo de la Tierra. ¿Está lo suficientemente convencido de hacer la transición a un estilo de vida más sostenible? Ahora es el momento de decidir si optar por un sistema de energía solar activo o pasivo.

¿Qué son los sistemas solares activos y pasivos?

Tanto los sistemas de energía solar activos como los pasivos pueden convertir los rayos del sol en electricidad directa, pero sus mecanismos son un poco diferentes entre sí, por lo que es útil conocer los hechos antes de decidir qué tipo elegir. Entonces, ¿cómo funciona exactamente cada sistema y qué significa para usted?

Sistemas solares activos: Las configuraciones de energía solar activa dependen de fuentes de energía externas, o sistemas de respaldo, como radiadores y bombas de calor, para capturar, almacenar y luego convertir la energía solar en electricidad. Según la complejidad del diseño, puede calentar o enfriar su hogar o proporcionar energía a todo un vecindario. Los sistemas solares activos incluyen las siguientes características:

  • Los colectores están compuestos por paneles fotovoltaicos de placa plana, que generalmente están montados y estacionarios. En diseños avanzados, los paneles a menudo se conectan entre sí para formar módulos.
  • Los colectores solares utilizan líquido o aire como conductores para almacenar y convertir energía. Los que utilizan líquido se conocen como colectores hidrónicos, mientras que los que contienen aire se denominan colectores de aire.
  • Los conductores líquidos son más comunes que los basados ​​en aire, ya que el líquido generalmente es más eficiente para conducir el calor, aunque los sistemas solares basados ​​en aire tienen la ventaja de no congelarse.

Sistemas solares pasivos: A diferencia de los sistemas solares activos, los sistemas pasivos funcionan sin depender de dispositivos externos. Más bien, como en los invernaderos, soláriums y soláriums, la energía solar captura los rayos del sol a través de ventanas de vidrio que absorben y retienen el calor. Los sistemas solares pasivos incluyen estas características:

  • En lugar de usar paneles fotovoltaicos, los colectores pasivos generalmente se basan en ventanas orientadas al sur para convertir los rayos en luz solar.
  • El diseño de colectores solares pasivos se basa en la ley de la termodinámica, que postula que el calor se transfiere de las superficies cálidas a las frías, como por convección.
  • El éxito del sistema solar pasivo depende de su orientación y de la masa térmica de sus paredes, que determinan su capacidad de absorción de calor.

¿Qué sistema de energía solar es mejor para mí?

Antes de comenzar el debate de si cambiar a sistemas activos versus sistemas solares pasivos, primero debe preguntarse: ¿Está seguro de que está listo para el cambio a la energía solar? Aunque estará contribuyendo a un medio ambiente más sostenible, siempre debe sopesar los pros y los contras antes de tomar una decisión tan trascendental.

Por ejemplo, recuerde que los sistemas solares, aunque son una fuente de energía verde y renovable, aún no son los más eficientes si su hogar o negocio requiere mucha energía. Con paneles solares instalados en su techo, solo el 14 por ciento de la luz solar capturada puede generar electricidad viable. Además, considere su ubicación. Claro, los sistemas solares pueden aprovechar la energía almacenada, pero ¿cuánto? Si vive en un área con un clima constantemente nublado o lluvioso, ahora puede no ser el momento adecuado para transformar su edificio en un invernadero.

¿Aún estás listo para dar el salto en tus esfuerzos humanitarios para preservar el planeta? Considere las ventajas y desventajas de los sistemas solares activos y pasivos.

Sistemas solares activos: Primero, veamos las ventajas de cambiar a un sistema solar activo:

  • Dado que todavía utiliza la energía de sus dispositivos externos, no tiene que preocuparse por obtener energía de otras fuentes que no sean el sol.
  • No libera dióxido de carbono a la atmósfera.
  • El calentamiento de los paneles fotovoltaicos ayuda a mantenerlos limpios, especialmente en condiciones climáticas adversas.
  • Por lo general, no hay ruido de viento generado por los paneles solares.

Un sistema solar activo también tiene sus desventajas:

  • Por lo general, requiere un equipo externo costoso.
  • El mantenimiento del equipo también puede ser costoso.
  • Los fluidos que almacenan calor de manera más eficiente tienen el potencial de liberar sustancias químicas tóxicas en el aire.

Sistemas solares pasivos: Invertir en un sistema solar pasivo puede ser una buena idea si está buscando alimentar una pequeña residencia o un edificio de oficinas, pero aún así es importante sopesar los aspectos positivos y negativos. Estos son algunos de los aspectos positivos:

  • No requiere equipo externo, por lo que suele ser más económico que un sistema activo.
  • Puede reducir aún más los costos al reducir sus gastos de energía en alrededor de un 14 por ciento.
  • Es mejor que un sistema activo para su salud, ya que no depende de radiadores o hornos que resecan las mucosas o causan alergias.

Ahora, considere los aspectos negativos:

  • Su eficiencia depende del clima.
  • Si vive en un clima particularmente cálido, tiene el potencial de sobrecalentar sus edificios.
  • Requiere una elección cuidadosa y adecuada de las ventanas para lograr el máximo éxito.

En general, los expertos en sustentabilidad dicen que los sistemas de energía solar pasiva son la mejor opción, a menos que su objetivo sea alimentar un edificio enorme o un campus grande. Independientemente de la decisión que tome, asegúrese de que esté calculada y bien investigada. Si decide que ahora no es el momento de hacer la transición a la energía solar, recuerde que nadie lo está juzgando. Mientras tanto, hay muchas otras maneras de volverse ecológico. Manténgase en esa pila de abono y todavía estará por delante de la mayoría de la gente.

Crédito de la imagen: Markus Spiske
Por Kayla Matthews

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario