5 alimentos que ofrecen protección solar natural

Acostarse al sol puede ser como recibir un masaje, ya que la luz del sol tiene vitamina D, que aumenta la liberación de serotonina. Esta hormona de la felicidad alivia el dolor y te proporciona repentinos estallidos de energía y sensaciones de placer. Sin embargo, lamentablemente, el sol también puede dañar la piel y tiene el potencial de causar cáncer de piel.

Pero solo 10-15 minutos al sol sin protector solar le da la ingesta recomendada de vitamina D, sin embargo, si permanece fuera demasiado tiempo, aumenta considerablemente el riesgo de quemaduras solares y daños en la piel a largo plazo y efectos negativos para la salud.

Pero, ¿sabía que hay alimentos que puede comer que ayudarán a otorgar un poco de protección solar natural a su piel? Si bien no son un sustituto del protector solar, estos 5 alimentos pueden ayudarlo a protegerse de los efectos negativos del sol.

Mejor alimento de protección solar

1. Chocolate amargo

chocolate negro para la salud de la piel

¡Los amantes del chocolate se regocijan! Un nuevo estudio ha encontrado que el chocolate negro puede ayudar a proteger contra las quemaduras solares y mejorar la salud de la piel. El estudio, que fue realizado por la Universidad de Washington, encontró que las personas que comían chocolate negro tenían niveles significativamente más bajos de inflamación después de exponerse a la luz ultravioleta.

Los investigadores creen que los antioxidantes del chocolate ayudan a reducir la inflamación y protegen las células de la piel del daño. Además, el chocolate pareció aumentar el flujo de sangre a la piel, lo que puede ayudar a mejorar la salud de la piel.

Si bien se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, los resultados sugieren que el chocolate amargo puede ser una forma deliciosa de proteger la piel del sol. Así que la próxima vez que se abastezca de protector solar, asegúrese de tomar también una barra de chocolate amargo.

2. Tomates y Sandía

Los tomates y la sandía no solo son deliciosos, sino que también ofrecen una serie de beneficios para la piel. Ambas frutas son ricas en licopeno, un antioxidante que ayuda a proteger la piel del daño de los rayos UV.

Se cree que el licopeno mejora la producción de colágeno de la piel, lo que puede ayudar a reducir la aparición de líneas finas y arrugas. También se cree que el licopeno tiene propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a calmar la piel irritada.

Además, las sandías son una buena fuente de vitamina C, otro nutriente esencial para una piel sana. La vitamina C promueve la producción de colágeno y protege la piel del daño de los radicales libres.

Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el enrojecimiento y la hinchazón. Cuando se aplica tópicamente, la vitamina C también puede ayudar a iluminar la piel y reducir la aparición de manchas oscuras. Por lo tanto, tanto los tomates como las sandías pueden ayudar a mejorar la salud de la piel de diversas formas.

Los tomates cocidos o la pasta de tomate contienen más licopeno. Si tiene 16 mg cada día, que es lo mismo que obtendrá de 3 oz. de salsa de tomate, aumentarás tu protección solar en un 30%.

3. pescado

El pescado es una buena fuente de proteínas y ácidos grasos esenciales, los cuales son importantes para una piel sana. Los ácidos grasos ayudan a mantener la piel hidratada y flexible, mientras que las proteínas proporcionan los componentes básicos para las nuevas células de la piel.

Además, el pescado contiene ciertos antioxidantes que pueden ayudar a proteger la piel del daño causado por los rayos ultravioleta del sol. Un estudio encontró que las personas que comían pescado con regularidad tenían un menor riesgo de desarrollar melanoma, el tipo de cáncer de piel más peligroso.

Los investigadores creen que los nutrientes del pescado pueden ayudar a reparar el daño causado por la luz ultravioleta y mejorar la capacidad de la piel para protegerse de daños mayores. Si bien se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, no hay duda de que comer pescado tiene muchos beneficios para la piel.

Pescados como la caballa, la trucha, el salmón, el arenque y las sardinas son ricos en ácidos grasos omega 3 que reducirán el riesgo de melanoma, el tipo de cáncer de piel más letal. Si come dos porciones de pescado por semana, generalmente obtendrá la protección que necesita. Los suplementos de aceite de pescado también son útiles para reducir las quemaduras solares.

4. Verduras de hojas verdes

verduras de hoja verde para una protección solar natural

No es ningún secreto que comer muchas frutas y verduras es bueno para la salud en general. Pero, ¿sabías que ciertos productos también pueden ayudar a proteger tu piel contra los efectos nocivos del sol?

La investigación ha demostrado que las verduras de hoja verde, en particular, ofrecen una variedad de beneficios para una piel sana. Estas plantas ricas en nutrientes contienen carotenoides, que son poderosos antioxidantes que pueden ayudar a neutralizar el daño de la radiación ultravioleta (UV).

Además, los carotenoides también pueden ayudar a estimular la producción natural de vitamina A en la piel, que es esencial para el crecimiento celular saludable. Además, las verduras de hoja verde también son una buena fuente de vitamina C, otro nutriente importante para una piel sana.

La vitamina C ayuda a promover la producción de colágeno y brinda protección contra el daño de los radicales libres.

La espinaca, la col rizada y las acelgas pueden reducir el riesgo de cáncer de células escamosas en un 50 %, según el International Journal of Cancer. El brócoli también es beneficioso, y solo necesita comer media taza al día para obtener los efectos positivos.

Entonces, si está buscando formas de mejorar la salud de su piel y protegerse de los rayos dañinos del sol, asegúrese de comer muchas verduras de hoja verde.

5. Verduras anaranjadas

Las zanahorias, la calabaza y las batatas también se han relacionado con la reducción de las quemaduras solares. Todos contienen betacaroteno, que es una excelente forma de protección solar. Aparentemente, cuanto más colorida sea la planta, más lo protegerá contra los efectos nocivos de los rayos UV y ayudará a reducir los signos del envejecimiento y el cáncer de piel.

Por supuesto, después de obtener su vitamina D, aplique el protector solar y, para una protección adicional, solo coma algunas porciones de estos protectores solares naturales a prueba de agua.


Nota del editor: esta publicación se ha actualizado para que sea más fresca y coherente.

Author: Mireia López

Soy pedagoga, pero en mis ratitos me dedico a escribir y divulgar sobre temas tan importantes como la ecología, espero que os guste lo que tengo que decir en mis pequeñas aportaciones.

Deja un comentario

cuatro × 4 =