¿Qué son las aguas residuales y su proceso de tratamiento?

Las aguas residuales son aguas residuales de las personas que viven en una comunidad. Es el agua que se libera de los hogares después de su uso para diversos fines, como lavar platos, lavar la ropa y descargar el inodoro, de ahí el nombre de aguas residuales. El agua usada se mueve desde las casas a través de tuberías instaladas durante la instalación de fontanería. El agua de alcantarillado luego pasa a las alcantarillas, ya sea construidas por el propietario de la casa, o hacia una instalación de alcantarillado establecida por el municipio.

En su mayoría, las aguas residuales consisten en aguas grises y aguas negras. Las aguas grises son las aguas residuales del lavado del baño, los platos o la ropa. El agua negra es el agua residual de los inodoros. Se caracteriza por desechos como envoltorios de papel, productos sanitarios, residuos de jabón y suciedad debido a la composición química de los diversos materiales de desecho. Además, las aguas residuales tienen un olor nauseabundo.

Fuente: Pixabay

La preocupación es que debido a la superpoblación en las áreas urbanas sin una planificación adecuada, ha resultado en la contaminación de las aguas residuales, lo que representa una amenaza no solo para el medio ambiente sino también para la salud humana. También afecta a la biodiversidad, la vida acuática, la agricultura y es uno de los principales contribuyentes a la eutrofización y al aumento de la demanda biológica de oxígeno (DBO).

Causas de las aguas residuales

1. El uso de inodoros como cubos

Los inodoros se designan como accesorios para aliviar las llamadas de la naturaleza. Lamentablemente, personas descuidadas han convertido los inodoros en bancos de depósito de materiales de desecho como papeles, productos sanitarios y algunos incluso llegan al extremo de tirar plásticos. Estos materiales de desecho son las causas de los bloqueos de las vías de alcantarillado en la mayoría de los edificios. Los bloqueos provocan una inundación excesiva de los inodoros servidos por esa alcantarilla.

Estos materiales de desecho resultan en la obstrucción de los conductos de agua a lo largo de las líneas de alcantarillado. Por ejemplo, los plásticos, como las envolturas de jabón, obstruyen los ríos e impiden un mayor flujo debido al estancamiento. Como resultado, alberga bacterias y organismos nocivos. Los bloqueos también conducen a la contaminación del aire causada por la propagación del mal olor de la alcantarilla. Generalmente, las plantas de tratamiento de alcantarillado enfrentan muchas dificultades debido a los bloqueos y el material extraño presente en las aguas residuales, lo que provoca la contaminación de las aguas residuales.

2. Cocinar grasas

Los productos de cocina tienen muchas grasas y aceites. Los platos grasientos también se lavan en los fregaderos de la cocina. Estos materiales se acumulan muy rápido en las paredes de las tuberías donde forman revestimientos que reducen el diámetro del sistema de tuberías que drenan las aguas residuales al alcantarillado.

La eliminación continua de grasas, aceite y grasas en los fregaderos conduce posteriormente a un bloqueo completo del sistema de alcantarillado. Esto es incluso más peligroso que el bloqueo causado por los inodoros. Para este bloqueo, ninguna cantidad de limpieza puede conducir a la remoción de la cubierta estratificada. Esto garantizará una nueva instalación de un sistema de tuberías, lo que supone un coste.

Además, esto conduce a inundaciones de las casas, así como a la contaminación causada por los malos olores de las aguas residuales. Cuando la presión de las aguas residuales es alta en una tubería que está obstruida con grasas, el resultado obvio es la rotura de las tuberías, lo que puede provocar una situación desordenada en las casas.

3. Exceso de capacidad de aguas residuales

Las alcantarillas están construidas para acomodar un cierto volumen de aguas residuales. Sin embargo, hay varias razones por las que las alcantarillas se desbordan. Para empezar, hay contratistas que en la construcción de edificios terminan conectando el sistema de alcantarillado del nuevo edificio al alcantarillado existente para otro edificio residencial.

Esto conduce a un desbordamiento del alcantarillado que es peligroso para la salud humana y puede causar enfermedades virales, bacterianas y parasitarias agudas como giardiasis, tifoidea, gastroenteritis y hepatitis A.

4. Inundaciones

Las inundaciones también son otro factor que aumenta las aguas residuales. Cuando hay lluvia excesiva, a medida que el agua busca un camino, se filtra en las alcantarillas y se mezcla con las aguas residuales, lo que lleva a más aguas residuales en las alcantarillas. Si el volumen de la alcantarilla es pequeño, es probable que el sistema de alcantarillado no pueda retener el volumen creciente de agua, lo que provocará la contaminación de las alcantarillas.

5. Manejo inadecuado de aguas residuales

Es una práctica comúnmente realizada por industrias. Las industrias usan mucha agua y, por esta razón, liberan la mayor parte como aguas residuales. Como se espera, las industrias deben tratar la misma agua y traerla de regreso a la maquinaria de la industria para su reutilización. Sin embargo, la mayoría de las industrias que operan en áreas con políticas ambientales laxas liberan estas aguas residuales sin tratar en las vías fluviales sin el más mínimo tratamiento.

Cuando esto sucede, las personas que viven río abajo son las que más sufren los efectos de la contaminación de las aguas residuales. Además, hay una muerte posterior de la vida acuática debido a la liberación de toxinas dañinas que interfieren con las actividades normales de la vida marina. Por ejemplo, la liberación de amoníaco es tóxica para las plantas. Se oxidan fácilmente con el oxígeno presente en el agua, lo que lleva a la privación de oxígeno a la vida acuática.

6. Infiltración de raíces

Las raíces de los árboles pueden ser una causa de contaminación de las aguas residuales. Entran en las líneas de alcantarillado en ciertos puntos y rompen las tuberías o los tanques de alcantarillado subterráneos, lo que hace que las aguas residuales sucias se filtren fuera de las alcantarillas.

tuberías-óxido-erosión-metal-viejo
Fuente: Pixabay

Proceso de tratamiento de aguas residuales

Existe una gran necesidad de vaciar las alcantarillas debido al uso cada vez mayor de agua por parte de las personas. Por tanto, el tratamiento es fundamental. Garantiza que el agua liberada en las vías fluviales locales, como los ríos, sea segura y limpia con el objetivo de garantizar que no cause daño a las personas ni a la vida acuática. Para garantizar que el agua residual esté limpia y segura, hay varios pasos involucrados en el proceso de tratamiento.. Éstos incluyen:

1. Tratamiento previo

Es el primer paso justo antes del tratamiento real. Tiene dos partes, la primera de las cuales incluye el cribado de materiales grandes como botellas, latas, troncos y trapos. La segunda parte utiliza un triturador que es un dispositivo mecánico que tiene bordes cortantes que reducen los sólidos a partículas más pequeñas.

Después de esto, el agua pasa a través de la cámara de arena donde se eliminan los materiales sólidos más pequeños como arena, guijarros y vidrios rotos. Este paso es fundamental, ya que evita la entrada de grandes materiales de desecho a la planta de tratamiento de agua que provocan atascos o bloqueos.

2. Tratamiento primario

Las aguas residuales en este punto carecen de materiales sólidos y arenilla, pero tienen sólidos orgánicos e inorgánicos disueltos que se tratan en esta etapa. El paso se lleva a cabo en un gran tanque de sedimentación donde estas partículas se eliminan por gravedad. El agua residual permanece aquí por un tiempo para que todas las partículas se asienten en el piso del tanque formando un sólido conocido como lodo.

3. Tratamiento secundario

En esta etapa, hay dos formas de hacerlo. Ese es el uso de filtros percoladores o lodos activados. La forma de los filtros percoladores implica el paso de agua a través de un lecho de piedra gruesa. Esta piedra tosca se puede sustituir por el uso de material plástico perforado. Ambos materiales contienen microbios que crecen en la superficie.

Se transmite una alta concentración de oxígeno a los microbios que pueden descomponer los materiales orgánicos que pueden estar presentes en las aguas residuales. Las aguas residuales ahora continúan bajando por los filtros hasta los clarificadores secundarios donde los microorganismos se depositan para su desinfección. El segundo método implica el uso de lodos activados. El agua residual se mezcla con los microbios y se facilita la aireación.

Al igual que en los filtros, los microbios se alimentan de las moléculas orgánicas y forman el lodo activado. Las aguas residuales ahora fluyen a un tanque de aireación donde se realiza una mayor aireación del lodo. Luego fluye a los clarificadores secundarios como una mezcla conocida como licor mixto, donde se deposita para su desinfección.

4. Tratamiento terciario

El tratamiento secundario elimina la mayoría de las bacterias y virus. Sin embargo, componentes como nitrógeno, fósforo y otros aún pueden estar presentes en las aguas residuales. Esta etapa elimina estos contaminantes. El nitrógeno es un nutriente que facilita el crecimiento de algas y jacintos de agua en el agua.

Además, en forma de amoníaco, el nitrógeno demanda mucho oxígeno y, por lo tanto, conduce a la competencia por el gas con plantas marinas y peces, deteriorando así la vida acuática. Como tal, se elimina a través de una serie de procesos, como la nitrificación, donde el amoníaco se oxida a un nitrato y seguido de la desnitrificación, donde el nitrato se descompone en nitrógeno que se libera a la atmósfera.

Otros que pasaron el tratamiento secundario son secuestrados por absorción de carbono donde hay casi un 98% de remoción de material orgánico. El agua procesada en esta etapa está lista para su reutilización pero como agua industrial y también puede ser liberada a ríos y otras vías fluviales. Una limpieza posterior puede dar lugar al uso de esta agua para fines básicos como la limpieza.

5. Tratamiento de lodos

Los depósitos sólidos de lodos se pueden utilizar para diversos usos. Se pueden utilizar como fertilizante para plantas. Además, otros procesos alternativos pueden conducir a la producción de energía que se puede agregar a la red energética de las áreas.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

20 + 12 =