Qué es el Humus y 13 Extraordinarios Beneficios del Humus para Mejorar la Fertilidad del Suelo

La base de cualquier sistema alimentario es la disponibilidad de suelo sano. Un suelo sano es aquel que contiene materia orgánica descompuesta o compuestos que están en proceso de descomposición para producir humus. Además, dicho suelo produce cultivos saludables que a su vez nutren el bienestar de los consumidores. Los cultivos obtienen sus nutrientes tanto de la materia orgánica como de los minerales. La materia orgánica es esencialmente lo que se denomina humus: un componente saludable del suelo formado por residuos animales y vegetales que se descomponen para nutrir las plantas o mejorar la fertilidad del suelo.

Por lo tanto, el humus se considera la columna vertebral de la producción de cultivos, ya que tiene un papel importante en su crecimiento. La mayoría de los suelos utilizados para la agricultura contienen aproximadamente de dos a diez por ciento de materia orgánica. Y, aun en un porcentaje tan pequeño, siguen siendo muy importantes. Esto significa que el suelo está vivo y tiene un ecosistema especial. Por lo tanto, un suelo saludable contiene organismos que convierten la materia en descomposición, los minerales y la materia muerta en nutrientes para las plantas. La tasa de actividad biológica o descomposición depende del suministro y tipo de materia orgánica.

Además, la fertilidad del suelo es el resultado de actividades químicas e intercambios de nutrientes entre el suelo, el agua y la materia orgánica descompuesta. Como tal, esto no solo define el papel del humus en el suelo sino también sus beneficios. Estos son algunos de los extraordinarios beneficios del humus para mejorar la fertilidad del suelo.

13 razones por las que el humus es importante para el suelo

1. Suministro de nutrientes

La materia orgánica contiene nutrientes que se liberan después de la descomposición por parte de los organismos del suelo. Los estudios indican que cada porcentaje de materia orgánica que se encuentra en el suelo libera de dos a tres libras de azufre, de 4.5 a 6.6 libras de óxido de fósforo y de 20 a 30 libras del macroelemento nitrógeno.

Estos elementos liberados por la materia orgánica descompuesta ayudan en el crecimiento vegetativo de una planta, la producción de aminoácidos, el apoyo, la formación de antocianinas y la producción de clorofila, entre otras funciones importantes que producen una planta saludable. El humus también es compatible con los microorganismos del suelo, como hongos, protozoos, bacterias y algas, entre otras especies, como lombrices de tierra e insectos, que crean un componente vivo (ecosistema del suelo) que ayuda a descomponer los nutrientes.

Los organismos descomponen la materia orgánica en el suelo ingiriéndola y mezclándola con los minerales del suelo, aprovechando los nutrientes para las plantas que luego son consumidos por los consumidores primarios y los humanos en la cadena alimentaria.

2. Capacidad de retención de agua

Para que el suelo esté sano, debe tener suficiente humedad. También debe tener una buena capacidad de retención de agua de acuerdo a los diferentes requerimientos del cultivo. La materia orgánica proporciona al suelo la capacidad de retener agua. Actúa como una esponja y tiene la capacidad de retener agua, aproximadamente el 90 por ciento de su propio peso. El agua retenida por la materia orgánica está fácilmente disponible para los cultivos cuando la necesitan.

3. Causar la agregación del suelo.

La agregación del suelo se forma al agruparse las partículas del suelo. La materia orgánica tiene la capacidad de hacer que las partículas del suelo se aglutinen debido a sus propiedades adhesivas para formar agregados del suelo. La agregación del suelo mejora la estructura del suelo, que también es una propiedad de un suelo sano.

4. Mejora la estructura del suelo

La estructura del suelo es la agregación de partículas de suelo en diferentes patrones. Una buena estructura del suelo es un indicador de un suelo sano. Uno de los factores más significativos que afectan la estructura del suelo es la presencia o ausencia de humus.

Un suelo con un alto porcentaje de humus se agrega fácilmente y, por lo tanto, mantiene una buena estructura del suelo. Un suelo con un bajo porcentaje de materia orgánica descompuesta tiene una estructura pobre y no puede soportar la máxima producción de cultivos.

5. Prevención de la erosión

Los datos de la ecuación de pérdida universal del suelo indican que un aumento en la materia orgánica del suelo descompuesta en general de un porcentaje de uno a tres reduce la erosión en aproximadamente un 20 a un 33 por ciento.

El humus aumenta la infiltración de agua, lo que a su vez ayuda a prevenir la escorrentía superficial. Además, el suelo con una gran cantidad de humus tiene un agregado de suelo estable que dificulta que las partículas sean erosionadas por agentes de erosión como el viento y el agua.

6. Evita la lixiviación

Un suelo saludable está compuesto de minerales y nutrientes requeridos por la planta. Sin embargo, debido a los patrones climáticos adversos, entre otros factores, estos nutrientes y minerales pueden filtrarse a profundidades más profundas donde las raíces de los cultivos no pueden llegar, lo que hace que no estén disponibles para el uso del suelo. Pero con la presencia de materia orgánica descompuesta se reduce la lixiviación.

El proceso de humificación implica la acción de microbios que secretan un mucílago pegajoso y parecido a una goma. Este mucílago es importante en la formación de la estructura grumosa o labranza del suelo. Adhiere las partículas del suelo entre sí y mejora la aireación de diferentes suelos. Asimismo, aumenta la quelación, un proceso en el que el exceso de nutrientes se une a las partículas orgánicas descompuestas del humus y, a su vez, evita que se filtren.

7. Tener un efecto amortiguador

Diferentes cultivos crecen en suelos de diferentes niveles de pH. En este sentido, un suelo bueno y saludable es aquel que puede proporcionar el pH óptimo para el crecimiento de plantas específicas, lo cual solo es posible cuando hay suficiente humus en el suelo. Además, los microbios del suelo prosperan mejor en un pH óptimo del suelo. El humus tiene un efecto amortiguador en el suelo y previene demasiada acidez o demasiada basicidad.

Los estudios también han establecido que los suelos con un alto porcentaje de humus son capaces de moderar el nivel de pH, lo que permite que las plantas crezcan en condiciones óptimas, ya que los cambios en el pH conducen a bajos rendimientos de los cultivos.

8. Aumenta la oxidación de sustancias orgánicas complejas

El proceso de descomposición de la materia orgánica tiene un impacto directo en el proceso de oxidación de compuestos orgánicos complejos como el humus similar a la lignina. Estos compuestos se descomponen en azúcares simples, aminoazúcares, alifáticos y un tipo de ácido denominado fenólico.

Estos compuestos se descomponen aún más en humus microbiano o biomasa que luego se transforman en ensamblajes húmicos después de la reorganización y oxidación adicional. Los ensamblajes húmicos son el ácido húmico y los ácidos fúlvicos, que son cruciales para unirse a los hidróxidos metálicos y minerales en la arcilla.

9. Mejora los suelos pobres

El humus tiene la capacidad de cambiar la propiedad de cualquier suelo dado. El suelo arenoso, por ejemplo, tiene poca capacidad de retención de agua, alto drenaje y menos microorganismos y nutrientes del suelo. El suelo arcilloso, un segundo ejemplo, tiene agregados grandes que tienen una buena capacidad de retención de agua pero con drenaje y aireación deficientes.

Agregar humus al suelo arenoso aumentará su capacidad de retención de agua, aumentará la concentración de nutrientes y reducirá la lixiviación. Aumentar la cantidad de humus en el suelo arcilloso puede ayudar a mejorar la aireación, reducir la capacidad de retención de agua y aumentar el contenido de nutrientes. El humus también reduciría la densidad de los suelos arcillosos mediante la separación de sus partículas y permitiría la circulación del aire y la permeación del agua.

Además, la reducción de la densidad del suelo arcilloso se puede lograr mezclándolo con suelo arenoso. De hecho, el suelo arcilloso con poca cantidad de humus es prácticamente impenetrable debido a su naturaleza densa y si se seca, se vuelve difícil trabajar con él. Además, el humus también mejoraría otros aspectos del suelo como el pH.

10. Aumenta la fertilidad del suelo y actúa como alimento para los microorganismos

El suelo fértil es un suelo que contiene todos los nutrientes necesarios en la proporción adecuada para el máximo crecimiento de las plantas. Dicho suelo tiene una buena estructura, textura, perfil, niveles óptimos de pH y temperatura, y todos los microbios necesarios.

Un suelo que es fértil se considera saludable para el crecimiento de las plantas, pero solo se denomina fértil si tiene humus. Por lo tanto, el humus juega un papel importante en la estructura del suelo, el drenaje y la moderación del pH, entre otras características importantes del suelo.

11. Aumenta la capacidad de intercambio catiónico

La naturaleza coloidal del humus lo ayuda a aumentar la capacidad de intercambio catiónico del suelo. El intercambio hace que el suelo sea capaz de almacenar nutrientes a través de un proceso llamado quelación. Durante las estaciones lluviosas, los cationes se pueden lixiviar fácilmente, pero con la presencia de humus, se mantienen en su lugar.

12. El humus aumenta la temperatura del suelo

Otro aspecto importante de un suelo saludable es su capacidad para mantener temperaturas óptimas. El color marrón o negro (oscuro) del humus del suelo aumenta la retención de temperaturas cálidas. Los microbios también funcionan mejor en suelos cálidos y esto significa que la adición de humus ayudaría a proporcionarles el calor necesario.

13. Mantiene el proceso de ciclo de nutrientes

La descomposición de la materia orgánica del suelo en humus por parte de los microorganismos que la utilizan como alimento a través de la humificación y la mineralización proporciona nutrientes para el crecimiento de las plantas. Los productos de desecho y los organismos muertos también se descomponen, proporcionando nutrientes para el crecimiento de las plantas. Una vez que estas plantas crecen, los animales las alimentan y la materia restante se descompone para formar más nutrientes para otras plantas.

Este proceso es continuo en el que las plantas absorben nutrientes para crecer, son consumidas por los animales, los animales luego depositan desechos mientras algunos mueren y finalmente se descomponen para formar nutrientes. Este ciclo es la base de un suelo saludable que puede sustentar el crecimiento de los cultivos y la supervivencia de todas las especies animales.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

diez + cuatro =