Mantener a los niños ocupados con proyectos ecológicos de verano

Podemos cobrar una parte de las ventas de los artículos vinculados en esta página. Aprende más.

Las vacaciones de verano son un buen momento para que los niños se relajen después de un año escolar agitado. Pero una cosa que los padres odian escuchar de sus hijos durante este tiempo es, «estamos aburridos». En lugar de entregar el control remoto o la consola de juegos, considere estas alternativas divertidas y ecológicas para mantener a sus pequeños ocupados y enseñarles una o dos cosas sobre el medio ambiente. Aquí hay cinco actividades de bajo costo para mantener felices a los niños y al medio ambiente.

1. Embárcate en una aventura

Una simple caminata o caminata en su área es la oportunidad perfecta para aprender sobre árboles, flores y animales nativos. Haga clic aquí para obtener algunas ideas geniales para actividades al aire libre. Si tiene la oportunidad de escaparse unos días, lleve a los niños a un viaje de campamento ecológico a un parque nacional cerca de su casa.

Consulta los siguientes enlaces para encontrar los parques nacionales más cercanos:

Consejo superior: Anime a la escuela de su hijo a ofrecer excursiones y actividades con temas ambientales. De esta manera, desarrollará el amor de sus hijos por el aire libre.

Calificación ecológica: 3/5

Grado de dificultad: Simple: puede requerir un poco de esfuerzo adicional

Valoración de costes: Gratis: la excursión puede tener costos

2. Creativo y astuto

Una de las mejores formas de cuidar el planeta es obtener más vida de las cosas que ya tienes. Entonces, en lugar de tirar artículos como botellas, cajas de cereal o ropa vieja, muéstreles a sus hijos cómo transformarlos en algo nuevo y útil. Explique la importancia de reutilizar los materiales que todavía tienen un uso, en lugar de tirarlos al vertedero. Aquí se pueden encontrar cinco grandes ideas de manualidades con artículos domésticos comunes.

Consejo superior: Asegúrese de que sus hijos utilicen productos de arte ecológicos que sean seguros para el medio ambiente y para sus pequeños.

Calificación ecológica: 2/5

Grado de dificultad: Sencillo

Valoración de costes: Los costos de los materiales de arte varían

3. Dedos verdes

Esta actividad le permite a usted y a sus hijos ensuciarse completamente en su propio jardín. A la mayoría de los niños no les gusta comer sus verduras, entonces, ¿qué mejor manera de fomentar mejores hábitos alimenticios que mostrarles de dónde provienen sus alimentos? Puede enseñarles sobre la fotosíntesis y los ciclos de nutrientes, y cómo cuidar sus cultivos.

¿Por qué no usar su propio abono también, haciendo que los gusanos se muevan para descomponer todos sus desechos biodegradables? Haga clic aquí para ver lo fácil que es montar su propia granja de lombrices en casa.

Consejo superior: Si no tiene suficiente espacio para un huerto, considere plantar semillas en macetas en su patio.

Calificación ecológica: 3/5

Grado de dificultad: Simple: puede requerir un poco de esfuerzo adicional

Valoración de costes: Las semillas, las macetas y la tierra son económicas.

4. Piérdete en una biblioteca

Los niños tienen una imaginación infinita, así que ¿por qué no alimentar su creatividad fomentando la lectura? No necesita gastar dinero en libros y videos nuevos cuando puede obtener un suministro ilimitado en su biblioteca local. Además, la mayoría de las bibliotecas tienen lecturas y presentaciones especiales para cada grupo de edad durante todo el verano sin costo alguno.

Consejo superior: Busque libros que enseñen un mensaje ambiental importante, como “The Lorax” del Dr. Seuss, que enseña a los niños sobre la importancia de los árboles.

Calificación ecológica: 2/5
Grado de dificultad: Sencillo
Valoración de costes: Gratis

5. Compartir es cuidar

Una lección importante que todos los niños deben aprender es cómo ser caritativos. Este verano, no dejes que los zapatos, la ropa, los juguetes, las bicicletas y similares permanezcan en tu casa cuando les quede mucha vida. Si sus hijos ya no usan algo, o ya no lo usan, dónelo a una organización local que pueda encontrar un uso adicional en el artículo.

Consejo superior: Si usted y sus hijos no tienen ningún artículo para donar, considere dar algo de tiempo y ofrecerse como voluntario para ayudar a beneficiar a las personas y al medio ambiente.

Calificación ecológica: 4/5

Grado de dificultad: Simple: puede requerir un poco de esfuerzo adicional

Valoración de costes: Gratis: llegar al lugar de voluntariado puede costar un poco

un súper verano

Con el sol y el cielo azul sobre nuestras cabezas, no hay razón por la que los niños deban estar en el interior las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En su lugar, sáquelos, trepe a los árboles, levante tiendas de campaña o cultive frutas y verduras frescas. Haga volar su imaginación con proyectos de arte y libros, y vea pasar los días en un resplandor o color y creatividad. Así que haga su parte y encuentre cosas entretenidas y educativas para que sus hijos hagan este verano sin gravar el planeta o su presupuesto.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario