El problema del Reino Unido con el reciclaje y cómo se está abordando

¡En los últimos años, el Reino Unido ha tenido un gran problema cuando se trata de reciclar sus desechos plásticos! Según la investigación realizada en 2014, solo se reciclaron 1,2 millones de toneladas de desechos plásticos de un total de 4,9 millones de toneladas de desechos producidos por los ciudadanos de Gran Bretaña. Como puede ver, este es un gran problema. Pero finalmente, parece que la solución está en camino.

Como parece, el problema con el reciclaje del Reino Unido no radica en su gente, sino principalmente en el programa de reciclaje de desechos plásticos. Hay muchas reglas, ya que hay diferentes tipos de plástico, algunos de ellos fácilmente reciclables, mientras que otros no lo son en absoluto. Para reciclar con éxito los desechos plásticos, debe dividir la basura en consecuencia. Aquí es donde empieza el problema.

Según Oliver Reed de HandyRubbish, una reconocida empresa de eliminación de chatarra en Gran Bretaña, la gente del Reino Unido quiere reciclar sus desechos, pero están restringidos con los programas de reciclaje ofrecidos que les dificultan comprender. Se deben hacer reglas claras y se debe educar más a las personas sobre este tema, pero al mismo tiempo se deben crear mejores soluciones tecnológicas y de reciclaje. Las empresas de reciclaje no pueden confiar en que las personas hagan gran parte del trabajo por ellas. Necesitan encontrar una solución por sí mismos.

¿De qué se trata la confusión?

La confusión empieza desde el principio. No solo necesita separar la basura de los demás desechos no plásticos, sino que también debe separar los diferentes tipos de plásticos cuando lo haga. Eso sí, todos los recipientes de plástico están cuidadosamente etiquetados según el tipo de plástico del que están hechos. Pero algunas personas no son del todo conscientes de que esto existe.

Por ejemplo, la mayoría de los artículos de plástico, como las botellas de agua transparentes, están hechos de tereftalato de polietileno (PET), un tipo de plástico muy fácilmente reciclable. Pero los diferentes tipos de plástico, como el cloruro de polivinilo (PVC), una forma más dura de plástico que se usa principalmente para tarjetas de crédito, son difíciles de manipular y no muy rentables para reciclar. Por otro lado, también está el tereftalato de polietileno cristalizado negro (CPET), que es prácticamente irreciclable debido a que la mayoría de las máquinas de reciclaje no pueden identificar los artículos de color negro durante el proceso de reciclaje.

Aquí es donde radica el principal problema. La mayoría de los ciudadanos del Reino Unido deben tener un título de químico para poder reciclar con éxito sus desechos. Educarlos podría ser una forma de resolver este problema, pero es más confiable si dejamos las cosas de los expertos en manos de los expertos.

¿Cuál es la solución al problema de reciclaje del Reino Unido?

Después de finalmente darse cuenta de cuál es el problema con el reciclaje en el Reino Unido, se implementó una iniciativa gubernamental que llevará a Gran Bretaña a un futuro más seguro y sostenible en los próximos cuatro años.

Según los funcionarios, hay muchas soluciones que se están implementando hasta ahora. El factor clave fue identificar que Europa no posee un mercado estable y reciclable ya que la mayoría de los residuos se envían a China y Malasia, países que utilizan esta materia prima reciclable para la mayoría de sus productos. Entonces, la mejor y más simple solución fue mejorar el proceso de reciclaje.

Pero esto es fácil decirlo que hacerlo. Lo queramos o no, la tecnología sigue avanzando lentamente y necesitamos una solución hasta que la tecnología se ponga al día. Una forma de comenzar es lograr que los productores usen más plástico «virgen», o plástico fácilmente reciclable por ahora. En este caso, el polipropileno (PP) es un material fácilmente reciclable y existe un programa para su reciclaje y está listo para ser utilizado.

¡Otra solución son los impuestos! El gobierno del Reino Unido ya ha iniciado una ley fiscal que exigirá que los envases de plástico estén hechos con al menos un 30% de materiales reciclables. Muchas empresas ya han acordado esto y han comenzado a cambiar su empaque para cumplir con el requisito. Pero el objetivo es que todas las empresas lo adopten para 2025.

Muchas empresas también han comenzado a utilizar envases de arrendamiento, mientras que los productores también han adoptado un esquema de responsabilidad extendida del productor (EPR), lo que significa que los fabricantes asumirán la responsabilidad total del ciclo de vida de sus productos, lo que hará que paguen la tarifa de reciclaje y eliminación si el ciclo de vida propuesto no se cumple.

Pero una solución más viable proviene del gigante de bienes de consumo masivo Procter & Gamble (P&G), que encabeza una campaña conocida como el Santo Grial. Incluye el desarrollo de trazadores y marcas de agua, como pigmentos fluorescentes, que están destinados a identificar y separar cada pieza de plástico individualmente. Eventualmente eliminará a los intermediarios y ahorrará a las personas mucho tiempo dividiendo su plástico.

Haga del reciclaje una cosa de todos los días

Se supone que los cambios que se supone que llegarán al Reino Unido harán que el reciclaje sea menos confuso para las personas y los alentará a hacerlo. Con todas estas mejoras que se están realizando, eventualmente cambiará el etiquetado de los contenedores para que sea más claro para los usuarios.

La idea es etiquetar los productos con “reciclable”, “reutilizable” o “compostable”. Se supone que esto hará que las cosas sean mucho más claras para las personas y las animará a reciclar. No necesitarán perder más tiempo averiguando cómo reciclar ciertos contenedores, ya que todo está esencialmente explicado para ellos.

Otra iniciativa tiene como objetivo hacer que todos los envases de plástico sean reciclables, facilitando aún más el proceso de reciclaje. Por lo tanto, todos los paquetes etiquetados con el paquete de economía circular de la UE se pueden reciclar fácilmente.

El reciclaje es una de las formas de reducir la contaminación en el mundo y todos los países deberían encontrar formas de hacerlo. La mayor parte de los desechos del mundo, especialmente el plástico, termina en los océanos. Envenena a los peces y muchos microplásticos terminan siendo comidos por criaturas marinas que, a su vez, son ingeridos por nosotros. Nuestro plástico está volviendo a nosotros, lo queramos o no. Por lo tanto, es necesario crear formas de reducirlo.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario