Convertirse en parte del movimiento ecológico

A menudo escuchamos lo importante que es reducir nuestros desechos, reciclar más, reducir nuestra huella de carbono y vivir una vida económicamente más amigable. Sin embargo, ¿sabes lo que realmente significa seguir un camino verde?

Muchos se confunden en cuanto a lo que deben y no deben debido a que son económicamente más amigables. No solo eso, sino que muchos también creen que significa que no pueden disfrutar muchas de las cosas que solían hacer. Sin embargo, la realidad es que incluso el más pequeño de los cambios te ayuda a ser parte del movimiento ecológico que está ocurriendo en nuestro mundo hoy.

Si desea vivir una vida más ecológica, eche un vistazo a los siguientes nueve consejos para ayudarlo a ser parte del movimiento ecológico.

Los beneficios de volverse verde

Ser ecológico tiene tantos beneficios que superan cualquier desventaja. Siendo realistas, las únicas desventajas de volverse ecológico tienden a ser el precio de compra inicial y el ajuste a un estilo de vida diferente. De lo contrario, a la larga, los beneficios son extraordinarios.

Muchos artículos que usamos pueden causar un riesgo grave para nuestra salud, especialmente para aquellos que tienen problemas de salud subyacentes como el asma. Gastar un par de dólares extra para obtener más productos naturales beneficiará su salud.

Descubrirá que cuanto más ecológico vaya, más dinero empezará a ahorrar. Reducir su consumo de energía y agua, organizar sus viajes de compras, andar en bicicleta o caminar en lugar de conducir le ahorrará dinero cada mes.

Los beneficios de ser ecológico son infinitos. Ahora, sin embargo, echemos un vistazo a las formas en que puede implementar un estilo de vida más ecológico.

Trabajar hacia cero residuos

El desperdicio cero puede parecer imposible, pero para muchas familias es bastante factible. Tener cero residuos significa que apenas tienes basura que tirar en un año. Algunos incluso generan solo un bote de basura del tamaño de una pinta en un año.

Comience poco a poco y avance hacia una vida sin desperdicios. En lugar de usar bolsas de plástico en el supermercado, invierte en un par de bolsas reutilizables. Tenga a mano una botella de agua para rellenar en lugar de tirarla. Use artículos hechos de material reciclado y asegúrese de ponerlos en su contenedor de reciclaje cuando haya terminado.

Planifique antes de comprar

¿Alguna vez has ido al supermercado con el estómago vacío o sin un plan en mente y terminas volviendo a casa con muchas cosas que terminas tirando? Para evitar algo como esto, tenga un plan antes de ir de compras.

Cuando pasa algún tiempo planeando un viaje de compras, lo hace sentarse y pensar si realmente necesita ese artículo o no. Para comestibles, tenga un plan de comidas para la semana, de modo que compre solo lo que necesita por receta. Para artículos más grandes, espere un poco antes de realizar la compra. Si todavía lo quieres después de algunas semanas, ve y consíguelo.

Trabajar hacia cero residuos

Los artículos de un solo uso contribuyen a una gran cantidad de residuos. Hoy en día, tienes muchas alternativas que reemplazarán tus artículos desechables. En lugar de usar toallas de papel y servilletas, usa las de tela. Compre baterías recargables en lugar de las que desecha después. Se sorprendería con lo que puede cambiar por alternativas reutilizables.

Centrarse en el cuidado del césped ecológico

Su plan de cuidado del césped podría estar contribuyendo a su huella de carbono. Dependiendo de lo que use para fertilizar su césped y con qué frecuencia lo riegue, esos elementos podrían causar más daño al medio ambiente.

Un programa de cuidado del césped ecológico ayuda a promover un césped fuerte y saludable sin tener que depender de usted. Reduce la cantidad de agua al hacer crecer las raíces de la hierba más profundamente en el suelo. Revitalizar los nutrientes del suelo te permitirá fertilizar menos. Si necesita fertilizante, comience a hacer compost.

Ir sin papel

Siempre que sea posible, vaya sin papel. Muchas facturas que recibe por correo tienen la opción de enviarse por correo electrónico. Si recibe muchos folletos, coloque un letrero o comuníquese con el distribuidor para evitar que lleguen a usted.

Comprar Segunda Mano

Tenemos en mente que tenemos que comprar nuevos. Sin embargo, la realidad es que muchos artículos de segunda mano son tan buenos como los nuevos y a la mitad del precio. Vaya a su mercado local de pulgas y agricultores, así como a ventas de garaje o sitios web comerciales para ver qué vende la gente.

Mientras lo hace, revise lo que tiene en su casa para ver qué podría vender en lugar de tirarlo. No solo está reduciendo el desperdicio, sino que también puede ganar unos cuantos dólares en el proceso.

Reduzca su consumo de energía

¿Eres de los que se olvida de apagar las luces? Es posible que desee comenzar a recordar. La cantidad de electricidad que usamos es una de las más altas del mundo. Todo ese consumo de energía tiene que venir de alguna parte y para mantenerse al día con la demanda, la fuente no es económicamente amigable.

Reduzca su consumo de energía apagando las luces en las habitaciones en las que no se encuentra. Baje un grado la calefacción en invierno y lo mismo que el aire acondicionado en verano. Instale paneles solares para ser más sostenible.

Utilice productos respetuosos con el medio ambiente

Echa un vistazo a los diferentes productos en tu casa. Es probable que muchos de sus artículos cotidianos tengan sustancias químicas e ingredientes que son dañinos para nuestro medio ambiente. No solo eso, muchos de ellos son dañinos para nuestra piel y nuestro cuerpo.

Cambiar a productos naturales y amigables con el medio ambiente no solo beneficiará al medio ambiente, sino que también beneficiará a su salud.

Reciclaje y compostaje

Si debe usar artículos que no puede reutilizar, asegúrese de que sean reciclables. Los artículos reciclables significan que pueden descomponerse y reutilizarse para otra cosa, en lugar de tirar las piezas a la basura. Hoy en día, casi todo se puede reciclar.

Para la materia orgánica (alimentos), puedes crear compost. Con el tiempo, la materia orgánica se descompone y se convierte en un excelente fertilizante natural para tu jardín. Aprender a hacer abono es una manera fácil de reducir los desechos y ahorrar dinero en fertilizantes.

Siga los consejos anteriores para ayudarlo a hacer la transición a un estilo de vida ecológico. Descubrirá que una vez que se acostumbre a los cambios, puede hacer aún más.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario