Cómo volverse ecológico puede ahorrarle dinero a su empresa

El cambio climático es uno de los temas candentes de nuestro tiempo y tiene un impacto cada vez mayor en la forma en que varias industrias hacen negocios. Es algo de lo que todos somos cada vez más conscientes, y con el aumento de la cantidad de eventos climáticos adversos o extremos en todo el mundo, el problema se ha puesto de manifiesto.

Los acontecimientos del último año sólo han servido para traer el tema de manera aguda a la conciencia del público. El año pasado se firmó el histórico Acuerdo de París, cuyo objetivo es combatir el cambio climático y mantener el aumento general de la temperatura global para fines de siglo por debajo de los dos grados centígrados. Muchos científicos del clima sugieren que adherirse a los protocolos establecidos en el acuerdo de París representa nuestra mejor oportunidad, y quizás la última, para evitar un calentamiento global catastrófico.

Aunque Donald Trump ha causado preocupación en muchos rincones, ya que ha anunciado su intención de retirar a Estados Unidos del acuerdo, varios estados estadounidenses y muchas de las corporaciones más grandes con sede en el país han anunciado que pretenden seguir cumpliendo con sus obligaciones bajo el acuerdo, ya sea que Estados Unidos se retire o no.

El hecho de que incluso las empresas más grandes de los Estados Unidos apoyen el acuerdo y crean que hacerlo les conviene a largo plazo muestra no solo cuán importante es el tema del cambio climático, sino también que ser ecológico tiene sentido desde el punto de vista comercial. , como le dirá cualquier ejecutivo con un título en finanzas en línea. A continuación se presentan algunas de las razones principales por las que las empresas deberían considerar seriamente invertir en un futuro más verde para ellas.

menos papel

La llegada del correo electrónico trajo consigo reducciones significativas en la cantidad de papel que las empresas necesitaban comprar. Dejar de usar papel no solo ahorra a las empresas el costo constante de reabastecerse y usar papel, sino que también ha significado que un porcentaje mucho mayor del papel suministrado a las empresas ahora proviene de fuentes renovables y sostenibles. Esto tiene efectos positivos que van más allá de beneficiar a una empresa o grupo en particular. De hecho, beneficia a todo el planeta.

Muchos de nosotros no pensamos en el impacto ambiental de producir el gran volumen de papel que consumen las empresas a nivel mundial durante todo el año. Un poco menos de la mitad de toda la madera talada comercialmente en el mundo se destina a la producción de papel. El resultado en algunos casos es devastador, por lo general cuando las prácticas sostenibles se ignoran de forma rutinaria o no existen.

Con unos 30 millones de acres de bosque destruidos cada año para satisfacer nuestras necesidades de papel, las industrias de la pulpa y el papel contribuyen significativamente a la deforestación global y la destrucción localizada de importantes hábitats y ecosistemas. Además del impacto que tiene la producción de papel en los bosques, también es responsable de una gran cantidad de nuestro uso de agua; ¡una hoja de papel A4 requiere hasta 10 litros de agua!

Productos reutilizables

La conciencia de los beneficios del reciclaje y la reutilización de materiales y productos ahora está mucho más extendida que antes y es otra manera fácil para que las empresas ahorren dinero. Muchos compradores ahora optan por comprar ‘bolsas para toda la vida’, que son bolsas duraderas y reutilizables que se usan para guardar comestibles y otros artículos después de la compra. Hacer un montón de pequeños ahorros como este se suma bastante rápido y antes de que te des cuenta, tu empresa no sabrá qué hacer con todo el dinero extra que ahora tiene.

Es posible que desee considerar invertir en capacitar a uno de su equipo pagándoles para que completen una maestría en finanzas en línea en la Universidad Northeastern. Luego, puede sentarse con ellos una vez que hayan obtenido su financiamiento de MS en línea y calcular exactamente cuánto dinero está gastando actualmente en artículos que podría reciclar y reutilizar. Es posible que se sorprenda de cuánto podría ahorrar.

Costos de servicios públicos más bajos

Si su empresa se gestiona desde un gran edificio comercial, tómese un minuto para pensar en la cantidad de bombillas que están en uso en un momento dado. Al cambiar a bombillas LED de bajo consumo, que requieren mucha menos energía, puede reducir drásticamente los costos prácticamente de la noche a la mañana. Hay muchas otras cosas que puede hacer para ahorrar dinero y energía a su empresa; por ejemplo, no subestime la forma en que los costos menores, casi imperceptibles, pueden acumularse y terminar costándole una cantidad significativa de dinero.

Asegurarse de que todos los aparatos eléctricos que no se utilizan estén apagados es un excelente primer paso, no solo para ahorrar dinero, sino también para hacer que su empresa sea un poco más ecológica. Utiliza la calefacción central solo durante los meses de invierno cuando realmente la necesites y, por el contrario, intenta abrir las ventanas en lugar de usar el aire acondicionado cuando hace calor.

Establecer Procedimientos de Eficiencia Energética

Dependiendo del tipo de negocio que administre, es posible que tenga ciertos períodos del día en los que sus requisitos de uso de energía sean más altos que en otros momentos. Al identificar si existe un ciclo de este tipo para su negocio, puede implementar un plan junto con su equipo para garantizar que la energía solo se use cuando sea necesario. Durante las partes menos exigentes del día, puede intentar reducir su consumo de energía.

Tener una auditoría hecha

Ahora existen lo que se conoce como ‘empresas de auditoría energética’. Estas empresas visitarán su lugar de trabajo y realizarán una auditoría de su uso y generación de energía, y luego le asignarán una puntuación basada en la eficiencia y la capacidad de renovación. Estas empresas también podrán asesorarlo sobre cómo puede mejorar su puntaje y sugerir nuevos procedimientos o equipos para ayudarlo a reducir su consumo de energía.

Ser ecológico es el futuro, no solo para las empresas sino para la sociedad en su conjunto. No solo hay un caso moral muy sólido para reducir nuestra huella de carbono; también hay un argumento comercial muy poderoso que a menudo se pasa por alto. Cada vez más empresas se están dando cuenta de las realidades del cambio climático y se dan cuenta de que sus clientes también exigen que se comporten de una manera más ecológica.

Crédito de la imagen: pixabay

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario