Aprovechar la fuente de energía más poderosa de la madre naturaleza para obtener energía renovable

Un científico de Harvard ha descubierto una forma de aprovechar la fuente de energía más poderosa de la naturaleza para generar energía renovable, y NO, no es energía solar, eólica o incluso geotérmica.

Es la humedad, el proceso por el cual el vapor de agua se evapora en el aire.

Nuestro clima es impulsado por la evaporación del agua de los océanos y otros cuerpos de agua alrededor del mundo.

Por ejemplo, un huracán se crea cuando el aire cálido y húmedo se mueve sobre el océano, lo que hace que se evapore a la atmósfera. A medida que aumenta el vapor de agua, se enfría y se condensa en gotas de líquido. Esta condensación libera calor a la atmósfera, lo que aligera el aire. El aire caliente continúa subiendo, y el aire húmedo del océano ocupa su lugar, creando más viento.

Los huracanes se encuentran entre las fuerzas más poderosas del planeta y son generados por el asombroso poder de la humedad, similar a las fuerzas renovables que impulsan esta nueva tecnología generadora de humedad.

Los generadores prototipo funcionan en conjunto con una lámina de caucho, cubierta de esporas. La lámina de goma húmeda se dobla cuando se seca, similar a la forma en que se abre una piña al secarse, y luego se vuelve a enderezar cuando se humedece con un aumento de la humedad. Las láminas cubiertas de esporas actúan como actuadores que impulsan el movimiento y generan electricidad.

Es similar a cómo el huracán acumula tanta energía, mediante el constante calentamiento y enfriamiento del aire para conducir constantemente la humedad a la nube, lo que genera la tormenta. Solo en el caso del generador, las esporas se abren y cierran con el aumento o la disminución de la humedad.

Ozgur Sahin, el Ph.D que dirigió el equipo de investigación, dice que la evaporación del agua es la fuente de energía más grande de la naturaleza, es tan sutil que no la vemos.

Sahin usó esporas bacterianas para capturar el poder del agua evaporada.

El estudio del científico ha sido publicado en la revista Nature Nanotechnology, e identifica a la bacteria del suelo como Bacillus subtilis, como la que se utiliza para generar energía. Los bacilos son microorganismos que se encuentran comúnmente en el suelo. Cuando se muere de hambre, el Bacillus forma una espora rígida e inactiva para proteger su material genético. En condiciones de humedad, las esporas absorben la humedad del aire y se expanden hasta un 40 por ciento en volumen.

Sahin comenzó sus estudios mientras estaba en el Instituto Rowland de Harvard y continuó el proyecto en asociación con el Instituto Wyss, cuando se convirtió en profesor asociado de ciencias biológicas y física en la Universidad de Columbia.

Sahin dice que este generador de humedad genera 1.000 veces más fuerza que un músculo humano, y al menos 10 veces más que otros materiales que los ingenieros utilizan actualmente para construir actuadores. Las esporas se pueden alterar genéticamente para aumentar su eficiencia y, a su vez, su producción de energía, que a gran escala, podría alimentar nuestro mundo moderno.

Imagínese usar un estanque, lago o incluso el océano junto con este generador de esporas.

Y descubrió esta poderosa fuente de energía simplemente respirando.

Sahin puso una solución de sus esporas en una plancha de silicona flexible, preparándose para medir la energía generada por la humedad con su microscopio. Pero antes de poner la tabla bajo el microscopio, la vio curvarse y enderezarse de inmediato, causada solo por su respiración sobre ella. Su inhalación y exhalación cambiaron la humedad lo suficiente como para hacer que las esporas respondieran.

Haber descubierto la capacidad de generar energía mediante la evaporación es un descubrimiento asombroso. Pero entonces, ¿cómo captura este poder?

Para construir el generador para capturar esta energía, el genio creativo obtuvo un puñado de bloques de construcción para niños, entre sus artículos variados, para reconstruir la tecnología.

Sahin construyó el generador inicial con bloques de Lego, un ventilador en miniatura, un imán y un voladizo cubierto de esporas. El voladizo se mueve hacia adelante y hacia atrás en respuesta a la humedad, impulsando un imán giratorio, que es lo que produce la electricidad.

El mayor problema con muchas fuentes de energía renovables actuales es que no son consistentes todo el tiempo.

La energía solar y eólica fluctúan cuando el sol no brilla o el viento no sopla. El equipo de investigación dice que sus nuevos generadores de humedad proporcionan energía limpia y renovable independientemente de la cantidad de viento o sol, ya que se basa en los cambios de temperatura que causan la evaporación.

Esta forma natural de generar energía podría ser enorme, desde la creación de plantas de energía de evaporación para alimentar ciudades y pueblos enteros, hasta la creación de baterías ecológicas para nuestros dispositivos móviles, que tienen las esporas en su interior generando energía para que puedas escuchar tus canciones favoritas. y navegar por la red sin afectar el medio ambiente.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

19 − cinco =