10 grandes razones para realizar una auditoría de energía en el hogar

Una auditoría de energía en el hogar o una evaluación de energía o una evaluación de energía es exactamente como suena. Al igual que cualquier auditoría que se realice sobre finanzas, trabajos o empresas, una auditoría evaluará todos los usos de energía de su hogar y describirá todos los detalles. En palabras simples, una auditoría de energía en el hogar es un proceso que le ayuda a identificar dónde está perdiendo energía su hogar y qué pasos puede tomar para mejorar la eficiencia energética.

Una auditoría de energía en el hogar es algo que todo propietario debe hacer cada dos o tres años para garantizar la máxima eficiencia y gasto. Puede realizar una auditoría de energía en el hogar por su cuenta o puede contratar a alguien para que realice una auditoría más profesional. Acercarse. No importa qué ruta tome con una auditoría de energía en el hogar, podrá encontrar espacio para ahorrar energía y dinero y ayudar a reducir su huella de carbono.

Aparte de esto, también evalúa los problemas de salud y seguridad que puedan existir en su hogar. También establecerá un estándar para su familia y se ayudará a sí mismo a comprender mejor exactamente cómo usa la energía todos los días y qué tipos de métodos puede tomar en el futuro para evitar que suceda en exceso.

Tipos de auditorías energéticas

1. Contratar auditor de energía profesional

Un servicio profesional puede ahorrarle el tiempo y el esfuerzo necesarios para tener que recopilar toda esta información usted mismo. Aunque el proceso es un poco menos esclarecedor y más costoso, si no está preparado para sentarse y examinar cada factura (o no ha guardado copias de cada una), este método probablemente sea el mejor enfoque.

Un auditor de energía profesional analizará diferentes aspectos de su uso de energía e identificará valores atípicos clave, tal como lo haría en su propia auditoría. Los beneficios de utilizar un profesional en lugar de utilizar sus propias manos incluyen:

  • Un importante ahorro de tiempo dedicado a otras cosas.
  • Una mirada más profesional a dónde podría estar ahorrando energía y costos.
  • Alguien que sea experto en la industria y pueda realizar resultados para usted en forma de informe o recomendaciones.

Un auditor profesional tendrá en cuenta una serie de factores: el tamaño de su familia, su hogar y mucho más.

2. Bricolaje (hágalo usted mismo)

A veces, una auditoría puede tardar bastante en completarse, y otras veces, si tiene los recursos adecuados disponibles, es tan simple como sumar y comparar algunos números. Si conserva copias de todas sus facturas, como la hidráulica, la electricidad, el agua, la calefacción, el aire acondicionado, etc., el proceso para realizar una auditoría de energía en el hogar por su cuenta puede ser relativamente simple.

Usando una factura de electricidad como ejemplo, obtenga copias del valor de las facturas que pagó el año pasado sin tratar de ahorrar energía. Revise estas facturas mes a mes, describiendo primero el factor importante: el costo final. Siga estos pasos rápidos y eficientes mientras revisa sus facturas para evaluar sus costos de energía hasta el momento:

  • El monto final pagado en cada factura al final de cada mes.
  • Cuando usó energía en períodos pico bajos, medios y altos.
  • Cuánta energía se utilizó en su hogar durante el mes.
  • Identifique para qué se utilizó la energía (piense en retrospectiva y considere los posibles factores periféricos que puedan haber contribuido a un período de uso alto o bajo, y trate de realizar un seguimiento de estos eventos en el futuro).
  • Revise cada una de las facturas y averigüe si había espacio para ahorrar dinero ese mes, o si los costos de su energía aumentaron significativamente durante ese tiempo (a veces los costos de energía pueden aumentar en medio de un período de facturación, por lo que tenga eso en cuenta también).

Cuando considere todas estas variables y sopese cada mes entre sí, podrá llegar a algunos números finales, que incluyen:

  • La cantidad de energía que usó ese año en kW / h.
  • La cantidad final de dinero gastada durante el año.
  • Cuando usó energía con frecuencia durante picos medios o altos.

Al identificar esta información, ya está a mitad de camino con su auditoría. Ahora realice cada uno de estos pasos a través de facturas separadas y llegue a una suma final. Luego, puede usar esta información para crear un plan que funcione para usted en el futuro.

10 grandes razones para realizar una auditoría de energía en el hogar

1. Comprenda su uso de energía

Una auditoría energética es una evaluación de su hogar que analiza el consumo energético actual. Una auditoría energética le permite comprender dónde y cómo se usa la energía. Comprender dónde y cómo su hogar usa (o desperdicia) energía le permite realizar cambios productivos en su hogar o estilo de vida.

2. Identifique sus posibles oportunidades de ahorro de energía

Un auditor de energía puede evaluar dónde su hogar está perdiendo la mayor cantidad de energía y luego proponer mejoras para ayudar a ahorrar energía y reducir sus facturas de servicios públicos. Una vez que un auditor de energía del hogar identifica dónde su hogar requiere mejoras de energía, puede tomar medidas para resolver el problema. Una auditoría puede revelar la necesidad de limpiar los conductos de aire, cambiar la configuración de los electrodomésticos, actualizar los electrodomésticos de la cocina a modelos con clasificación energética o cambiar el cabezal de la ducha para usar menos agua caliente.

Las mejoras importantes podrían ser la instalación de un sistema de energía solar, la sustitución de los burletes de las ventanas gastadas o el cambio del aislamiento de las paredes. Con el consejo de su auditor de energía, tendrá una mejor idea de por dónde empezar.

3. Ahorre dinero

La primera ventaja de realizar una auditoría de energía en el hogar es que le ayudará a ahorrar dinero en sus facturas de servicios públicos, según el tipo de mejoras que realice en su hogar. Puede ahorrar entre un 5% y un 30% en su factura de electricidad si realiza las actualizaciones identificadas en la auditoría de energía de su hogar.

Cuando reduce sus necesidades energéticas, automáticamente reducirá su huella de carbono, lo que puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Arreglar las fugas de aire, el aislamiento adecuado, aprovechar al máximo la luz del día, cambiar los electrodomésticos viejos por otros que ahorren energía, usar menos electricidad para la calefacción son algunas de las formas que pueden ayudar a reducir su impacto en el medio ambiente.

5. Ahorre energía

Una auditoría energética profesional no se trata solo de eficiencia energética; también se trata de ahorrar dinero en sus facturas de energía de inmediato a largo plazo. El aislamiento inadecuado y las ventanas con fugas son las dos cosas más comunes que causan fugas de aire. Con solo arreglar estas dos cosas, puede reducir gran parte de sus necesidades energéticas. Aunque puede haber otras cosas en la lista para ahorrar energía, estas dos cosas juntas son las formas más efectivas de ahorrar dinero y energía.

Un experto en eficiencia energética de buena reputación también puede asesorarle sobre los reembolsos del gobierno. Si es elegible para estos, puede ahorrar aún más aprovechando descuentos, ofertas especiales y otros incentivos.

6. Garantizar la salud y la seguridad

La seguridad de su familia debe ser su máxima prioridad. Durante una auditoría energética, se inspecciona la salud y la seguridad de una vivienda. El equipo de auditoría utiliza herramientas y técnicas avanzadas para verificar si hay peligros eléctricos o de otro tipo, asegurarse de que el cableado esté hecho correctamente para que no provoque incendios eléctricos, probar si hay fugas de combustible en el horno, realizar pruebas de zona de aparatos de combustión en todos los Aparatos de combustión que funcionan con combustible.

Además, durante una auditoría, los propietarios suelen identificar fugas de aire alrededor de las puertas, falta de aislamiento adecuado o fuentes de humedad no deseadas. Una vez que se identifican los problemas de humedad, se pueden tomar medidas para mantener la humedad ideal en el hogar, lo que puede producir resultados positivos para la salud, especialmente para los miembros de la familia que padecen alergias o asma.

7. Establezca un estándar para sus amigos y familiares

Hacer una auditoría energética puede ayudarlo a identificar las formas de ahorrar energía para su hogar. De esta forma, puedes dar ejemplo al resto de personas y hacerles saber cómo lograste bajar tus facturas de luz y qué pasos pueden tomar para aprovecharlas.

La adopción de pequeños métodos de ahorro de energía por parte de un gran número de hogares ciertamente puede reducir el consumo de energía y hacer que este planeta sea seguro para las generaciones futuras.

8. Aumente la comodidad de su hogar

La auditoría energética mejora la eficiencia energética de su hogar y aumenta el control sobre el entorno de su hogar. Podría averiguar por qué nunca podría calentar adecuadamente su casa en invierno haciendo que revisen su sistema de ventilación y las fugas de calor. Si necesita aislamiento adicional, una inversión adicional en el aislamiento del techo y la pared podría hacer que su hogar esté más insonorizado y tranquilo.

Actualizar y mantener su sistema de calefacción y aire acondicionado puede mejorar la calidad del aire en el hogar. Su sistema HVAC podrá calentar o enfriar su hogar con mayor eficiencia, extendiendo su vida útil, mejorando su comodidad personal y reduciendo su factura de energía.

9. Aumente el valor de reventa de la vivienda

Aumentar la eficiencia energética de su hogar es una de las mejores mejoras en el hogar que puede hacer para aumentar el valor de la propiedad si finalmente vende la propiedad o la alquila. Los compradores potenciales buscan casas de bajo consumo con adiciones como paneles solares, un sistema de agua caliente solar, aislamiento adicional y control de temperatura de bajo consumo. Incluso si no planea vender en un futuro cercano, estas actualizaciones eventualmente podrían pagarse por sí mismas cuando venda su propiedad.

10. Impulsar la eficiencia energética en el hogar

Las auditorías energéticas están diseñadas para mejorar la eficiencia energética en su hogar, por lo que puede esperar que su auditoría lo ayude a hacer un plan claro de mejoras.

  • Fugas de aire y aislamiento: por ejemplo, una auditoría energética puede ayudarlo a localizar las fugas de aire, que provienen de huecos en el piso, el techo o las paredes. Su auditoría energética también podría incluir una verificación de la pérdida de calor debido a un aislamiento deficiente. En las casas antiguas, especialmente, el nivel de aislamiento puede ser inadecuado.
  • Calefacción, refrigeración y electrónica: su auditoría energética también incluiría comprobaciones de su equipo de calefacción y refrigeración, incluido su sistema de agua caliente, así como su termostato y aire acondicionado. Cuando funcionan mal, estos elementos pueden consumir más energía de lo normal, y su auditoría energética puede indicarle si necesita limpiarlos, cambiar filtros o reemplazar equipos más antiguos. Por ejemplo, si se ha dado cuenta de que está desperdiciando energía en la calefacción central, puede cambiar a la calefacción en la habitación, por lo que solo paga por la calefacción en los espacios que ocupa. De manera similar, también puede hacer que se prueben sus electrodomésticos y dispositivos electrónicos durante su auditoría para averiguar cuánta electricidad están usando.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

dieciocho + 10 =