Tara Oceans encuentra plástico entre el plancton

Los nuevos hallazgos de la expedición de investigación Tara Oceans revelan un descubrimiento sorprendente: la presencia de fragmentos de plástico en todos los océanos del mundo. Con base en el buque de investigación francés Tara, un equipo de 15 científicos está en un viaje completo de 2,5 años que abarca 70,000 millas en busca de los ciudadanos más pequeños del océano: el plancton. Actualmente, el equipo ha muestreado y etiquetado 1,5 millones de especies de plancton, que es el doble de la estimación anterior de las especies de plancton existentes. Sin embargo, durante su búsqueda, el equipo notó algo más que muestras de animales oceánicos; el equipo encontró una cantidad sorprendente de plástico microscópico, con algunas áreas que alcanzan más de 50,000 fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado.

Lo que quizás sea más sorprendente de su descubrimiento es que encontraron estos fragmentos de plástico en la Antártida, un área que alguna vez se consideró prístina debido a su aislamiento. De hecho, a pesar de esta suposición, el equipo encontró 50.000 fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, una cantidad muy cercana al promedio mundial. Parece que la deriva oceánica ha permitido que la humanidad afecte incluso a los océanos más remotos del mundo.

Estos fragmentos microscópicos, que pueden ser más pequeños que el tamaño de una célula, se presentan como peligros químicos tanto para el plancton como para los peces que nadan con ellos. Los plásticos no son comestibles y no pueden ser degradados por el sistema digestivo de un pez; si estos fragmentos logran acumularse, podrían causar un estreñimiento fatal al bloquear parcial o totalmente el sistema digestivo. Además, se sabe que algunos plásticos son tóxicos, mientras que otros pueden atraer otras toxinas como el DDT y el PCB.

Con tanto plástico flotando junto al plancton, los animales que comen plancton pueden ingerir accidentalmente estos fragmentos en el proceso. Si un animal come una cantidad suficiente de estos fragmentos de plástico (y las toxinas asociadas), podría resultar fatal. Lo que es peor es que los fragmentos y las toxinas acumuladas en el animal podrían transferirse a otros cuando se come al animal, lo que podría matar a más animales en el proceso. En particular, la vida de estos fragmentos de plástico podría tardar miles de años en descomponerse por completo; estos fragmentos podrían acabar causando estragos en los ecosistemas oceánicos durante miles de años.

Lo que quizás sea lo más deprimente de estos fragmentos es que no van a desaparecer lentamente, sino que seguirán aumentando a partir de aquí. Los plásticos más grandes y visibles, que pueden ir desde botellas de agua hasta grandes contenedores de plástico, también abundan en los océanos, con un promedio de 46 000 plásticos visibles por kilómetro cuadrado. Debido a la fotodegradación (donde la luz del sol rompe los plásticos en cadenas y pedazos más pequeños), estos plásticos más grandes se degradan en pequeños fragmentos microscópicos que encontró el equipo de expedición de Tara Oceans.

Si todos los varios cientos de miles de millones de toneladas de plásticos grandes en el océano hoy se degradan en estos fragmentos, el océano estaría en una situación difícil. Los fragmentos de plástico abrumarían a las poblaciones de plancton, lo que dificultaría mucho más la supervivencia de estos pequeños pero cruciales animales. Dado que el fitoplancton (plancton capaz de realizar la fotosíntesis) genera casi la mitad de la cantidad de oxígeno que respiramos cada año, es muy posible que acabemos ahogándonos tanto como el plancton en su sopa de plástico. Lo que esto significa es que no podemos ser pasivos con respecto a todo el plástico en los océanos. Si alguna vez deseamos que nuestro océano vuelva a estar saludable, tendría que ser a través de una acción dinámica, como recolectar los desechos y reciclarlos nosotros mismos.

Author: Mireia López

Soy pedagoga, pero en mis ratitos me dedico a escribir y divulgar sobre temas tan importantes como la ecología, espero que os guste lo que tengo que decir en mis pequeñas aportaciones.

Deja un comentario

cinco × cinco =