Starbucks lanza CSR; Objetivos Ambientales

Starbucks ha publicado un Informe de responsabilidad global interactivo que muestra una evaluación honesta de dónde se encuentra la empresa para lograr sus objetivos ambientales. Entre otras cosas, muestran dónde han tenido éxito (ahorro de agua) y dónde se han quedado cortos (conservación de energía).

Mayor RSE significa Menos Greenwashing

No es muy frecuente que vea una empresa que admite no alcanzar sus objetivos. en la mayoría de los casos, y especialmente en relación con los objetivos medioambientales, las empresas ‘lavanrán verde’ cualquier información negativa que tengan que publicar para mostrar a la empresa bajo una mejor luz.

Sin embargo, Starbucks adoptó un enfoque diferente y demostró exactamente cuáles eran sus objetivos, qué hizo para lograrlos y dónde terminaron. Estos son algunos de los ejemplos de ganancias y pérdidas ambientales de Starbucks:

Reciclaje frente a la tienda

Puntaje: Necesita mejorar

La cafetera admitió que solo el 5% de sus tiendas utilizan el reciclaje en el frente de la tienda y que solo el 1.8% de todas las bebidas vendidas están en recipientes reutilizables (como vasos).

Conservación de energía

Puntaje: no logro

Starbucks se fijó el ambicioso objetivo de reducir el consumo de energía en sus tiendas en un 25 % para 2010. Desafortunadamente, ni siquiera lograron una reducción del 2 %. Por otro lado, lograron comprar energía renovable equivalente al 50% de la energía utilizada en sus tiendas.

Conservación del agua

Puntaje: A tiempo

Lo MENOS verde de Starbucks es que, de acuerdo con su política, todas las tiendas deben tener un grifo abierto todo el día, sin parar, ya sea que se esté usando o no.

La empresa parece estar cambiando esta regla, ya que parece estar en camino de reducir su consumo de agua en un 25 % para 2015.

La honestidad de Starbucks y lo que significa para la RSE

Un informe reciente mostró que las empresas que «lavan de verde» sus productos o servicios y hacen afirmaciones ambientales falsas sobre sus productos, terminan perjudicando a su marca, ya que los consumidores dejarán de comprar sus productos cuando se descubra la verdad. A la luz de este hallazgo, es interesante ver que Starbucks se responsabiliza de las áreas en las que ha fallado miserablemente a la hora de alcanzar sus objetivos medioambientales.

Si bien es asombroso pensar que una empresa como Starbucks no pudo encontrar la manera de reducir más del 1,6 % de su consumo de energía, lo que es aún más interesante es que publicaron esta información de una manera tan honesta y accesible. ¿Es este el comienzo de una nueva era de responsabilidad social corporativa y, de ser así, significa que las empresas pueden fallar en sus objetivos siempre que lo admitan?

Author: Mireia López

Soy pedagoga, pero en mis ratitos me dedico a escribir y divulgar sobre temas tan importantes como la ecología, espero que os guste lo que tengo que decir en mis pequeñas aportaciones.

Deja un comentario