Sin OGM: la aplicación le permite buscar Monsanto en el pasillo del supermercado

¿Cansado del maíz de Monsanto? ¿Quiere evitar las patatas transgénicas?

Hay una aplicación para eso.

El mes pasado vio el lanzamiento de Buycott – una aplicación de teléfono que escanea los artículos en su carrito de compras en busca de cualquier signo de productos vinculados a valores corporativos o prácticas comerciales que no desea respaldar como consumidor. La aplicación le permite identificar elementos asociados con organizaciones como Monsanto y Koch Brothers, o que se sabe que apoyan o realizan el uso de prácticas desfavorables como la modificación genética (OGM), pruebas en animales o que contienen productos animales, o desalentar los derechos LGBT.

Después de descargar la aplicación a su iPhone o Android desde Buycott.com, puede unirse a una variedad de «campañas» que declaran la desaprobación de varias cosas, personas y acciones. Luego, mientras compra, Buycott investiga cada una de sus compras previstas simplemente escaneando los códigos de barras de los productos con la cámara de su teléfono.

Luego, la aplicación rastrea la fabricación de sus tomates, artículos de tocador y camisetas sin mangas hasta sus principales empresas matrices y compara estas empresas con las campañas a las que se ha unido, para informarle si hay un conflicto, explica el sitio web de Buycott.

smh.com.au

La aplicación ayuda al consumidor medio a navegar a través de las conexiones corporativas profundamente arraigadas que, al final, conforman el puñado de empresas matrices influyentes que dominan los comercios.

Darcy Burner, un ex programador de Microsoft y candidato al Congreso que presentó la misma idea en la reunión del año pasado de Netroots Nation, pensó que el comprador promedio de un supermercado no tenía idea de que comprar toallas de papel Brawny, papel higiénico Angel Soft o vasos Dixie significaba contribuir en efectivo a Koch. Industrias a través de su subsidiaria Georgia-Pacific. O de manera similar, que comprar pantalones de yoga hechos principalmente de Lycra significaba entregar indirectamente a los Koch su dinero (Koch Industries compró Invista, una de las compañías de fibras y textiles más grandes del mundo, en 2004 a DuPont). –Forbes

Para ver cómo Forbes prueba la aplicación en el pasillo de un supermercado, haga clic aquí.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

10 + 7 =