Plásticos biodegradables: formación, tipos y problemas con ellos

Los plásticos biodegradables son plásticos que son capaces de pasar por el proceso de degradación por la acción biológica de los organismos o después de ser sometidos a un ambiente que los haga descomponerse fácilmente. Esto es diferente a los plásticos tradicionales que están diseñados para durar mucho tiempo. Por la estructura química de los plásticos tradicionales, son resistentes a los procesos naturales de degradación. La forma más rápida de destruirlos es mediante la incineración, lo que aumenta las emisiones de carbono y contribuye aún más a la contaminación del aire y al cambio climático. Por este motivo, los plásticos biodegradables son una alternativa al desorden de los plásticos.

Como su nombre indica y como se insinuó anteriormente, son plásticos que se descomponen, degradan o descomponen al ser expuestos a bacterias, organismos vivos y ataques de roedores, insectos o plagas, agua o humedad, radiación ultravioleta, luz solar, abrasiones del viento, y enzimas que contribuyen a la degradación u otra acción biológica. Además, no se utilizan rellenos químicos o de carbono en la fabricación de plásticos biodegradables y, como tales, no liberan carbono, metano u otros contaminantes a la atmósfera cuando se descomponen o reciclan.

Como resultado, los plásticos biodegradables contribuyen a un medio ambiente más limpio al reducir la contaminación de la tierra, el aire y el agua. Para obtener más información sobre los plásticos biodegradables, este artículo habla sobre cómo se fabrican los plásticos biodegradables, los tipos de plásticos biodegradables y los problemas con los plásticos biodegradables.

¿Cómo se fabrican los plásticos biodegradables?

A diferencia de los plásticos tradicionales que comúnmente están hechos de productos derivados del petróleo, la variante biodegradable está hecha de materiales vegetales totalmente naturales. Los materiales podrían incluir almidón, aceite de maíz, cáscaras de naranja y plantas. Los productos petroquímicos utilizados para fabricar los plásticos tradicionales son la razón por la que se producen emisiones de carbono cuando se funden. Son perjudiciales para el medio ambiente y contribuyen aún más al calentamiento global y al cambio climático.

Los plásticos biodegradables están hechos de fuentes que no contienen rellenos químicos, lo que elimina los riesgos que representan para el medio ambiente los plásticos tradicionales. Esta es una guía casera simple sobre cómo se fabrican los plásticos biodegradables y también refleja cómo se pueden fabricar a gran escala a nivel industrial:

1. Recopilación de materiales: Como ya se mencionó, los plásticos biodegradables están hechos de materiales vegetales totalmente naturales. Por lo tanto, para hacer uno, se necesita almidón de maíz, aceite de cocina y agua, así como herramientas como cucharas, un recipiente apto para microondas y un microondas.

2. proporciones: Medirá una cucharada de almidón de maíz, una cucharada y media de agua y de tres a cinco gotas de aceite de cocina.

3. Preparación: La etapa de preparación consiste en mezclar los ingredientes en el recipiente apto para microondas hasta que se forme un líquido de aspecto lechoso. Con eso, la mezcla está lista para calentar en el microondas.

4. Microondas: Luego, la mezcla se coloca en un microondas, a altas temperaturas, durante unos 30 segundos. Comenzará a burbujear y se volverá ligeramente transparente. Es importante vigilar la mezcla, no sea que algo salga mal. Tan pronto como la mezcla se vuelva ligeramente transparente, debe retirarse del microondas. Luego debe dejarse enfriar un poco antes de manipularlo.

5. Moldeado del plástico. El producto ahora está listo para ser moldeado en el plástico. Aquí, el plástico se amasa hasta que se ablanda lo suficiente como para moldearlo como plastilina. Luego se puede moldear en cualquier forma que uno desee. Después de fabricar el producto de plástico, debe dejarse en reposo durante unas 24 horas para que se solidifique y se cure correctamente.

6. Coloración y uso: Se puede agregar colorante alimentario para darle un poco de color al producto. Para usar productos en el hogar, hay una variedad de ideas, incluidas macetas que se pueden usar para cultivar plantas en interiores. Cuando están cultivadas, se pueden poner en el suelo sin preocupaciones ya que la maceta es biodegradable.

Esto significa que se descompondrá después de un tiempo, dando a las raíces de la planta espacio para crecer en el suelo. Otros productos caseros que se pueden hacer incluyen un reloj de bolsillo con una carcasa exterior de cuero, bandas elásticas o formas y adornos en forma de corazón, que se pueden usar para decorar una casa u otro producto.

Tipos de plásticos biodegradables

1. Plásticos oxo-biodegradables

Los plásticos que caen dentro de este tipo se degradan a través de la oxodegradación: degradación de las técnicas oxidativas y mediadas por células. Pequeñas cantidades de aditivos pro-degradantes que rompen las cadenas moleculares del polímero se introducen en el proceso de fabricación, cambiando el comportamiento del producto final.

Cuando finaliza la vida útil programada del producto, controlada por la formulación del aditivo, y ya no se requiere, comienza la degradación. Dichos productos también se pueden fabricar con la misma maquinaria y mano de obra que produce productos plásticos tradicionales, solo que existe la introducción del aditivo, con poco o ningún costo adicional.

El producto es consumido por hongos y bacterias después de que el aditivo reduce la estructura molecular del plástico a un nivel que puede permitir que los microorganismos accedan al carbono y al nitrógeno. El plástico se biodegrada hasta que todo lo que queda es dióxido de carbono, agua y humus, sin dejar productos petroquímicos en el suelo.

Los plásticos oxo-biodegradables han sido certificados como seguros para su uso con todo tipo de alimentos a altas temperaturas y también se utilizan para el contacto directo con alimentos orgánicos. Estos incluyen películas oxo-biodegradables, bolsas de plástico, contenedores para empacar alimentos congelados y más, que se utilizan en todo el mundo y por corporaciones gigantes en la industria alimentaria.

2. Plásticos hidrobiodegradables

Son plásticos cuya biodegradación se inicia por hidrólisis, una reacción química en la que el agua reacciona con un compuesto para producir otros compuestos. Los plásticos de esta categoría están hechos de recursos renovables. Contienen contenidos de almidón y aceite.

En algunos casos, también se han utilizado cultivos modificados genéticamente para fabricar plásticos hidrobiodegradables. El proceso de fabricación de los plásticos implica el uso de cultivos que liberan gases de efecto invernadero, lo que hace que los plásticos no sean genuinamente ‘renovables’.

No obstante, los plásticos hidrobiodegradables se fabrican a partir de fuentes como la caña de azúcar, el maíz, el trigo y fuentes a base de petróleo. Se degradan y biodegradan a un ritmo más rápido en comparación con los plásticos oxo-biodegradables.

taza de Starbucks

Dichos plásticos son aproximadamente un 400 % más caros y no son tan fuertes para usar en maquinaria de alta velocidad. También emiten metano, que es un gas de efecto invernadero en un vertedero. Las bolsas de plástico hidrodegradables utilizan alrededor de un 300 % más de energía para producir y son voluminosas y pesadas. Sin embargo, no son lo suficientemente fuertes, especialmente cuando están mojados.

3. Plásticos fotodegradables

Es un tipo menos conocido de plástico biodegradable pero existe, no obstante. Reaccionan y se degradan después de ser expuestos a la luz ultravioleta. A menos que también sean oxo-biodegradables, no se degradan en vertederos, alcantarillas u otros ambientes oscuros.

Problemas con los plásticos biodegradables

1. Hay condiciones obligatorias para que ocurra la descomposición o degradación

Incluso si están etiquetados como ‘biodegradables’, los plásticos no se descomponen como lo haría una cáscara de plátano. Tienen que estar expuestos a altas temperaturas y luz solar para que ocurra la descomposición. También tardan más en descomponerse y, sin las condiciones necesarias, es posible que los plásticos no puedan descomponerse.

Por ejemplo, hay afirmaciones de que los plásticos oxidables no se pueden digerir anaeróbicamente ni convertir en abono de manera efectiva y, por estas razones, es posible que a menudo no se descompongan en los vertederos.

2. La biodegradación requiere que la luz solar se descomponga, lo que la convierte en un problema para los océanos y los vertederos.

Como los plásticos generalmente se arrastran a los océanos, los biodegradables presentan igualmente problemas casi similares a los tradicionales. Los plásticos fotodegradables, por ejemplo, están diseñados para degradarse a temperaturas superiores a 50 °C, lo que significa que no pueden biodegradarse si están en el océano.

Un problema de estos plásticos biodegradables es que tienen que estar expuestos a la luz solar directa. Dichos plásticos no flotan, lo que significa que se hunden en el océano, lo que los aleja aún más de la luz solar directa que ayudaría a su biodegradación. También significa que no se descompondrán como deberían si se entierran en un vertedero.

3. Altos costos de producción

Se sabe que los plásticos biodegradables requieren mucha energía y petróleo para fabricarse. Por ejemplo, 1 kg de ácido poliláctico, que es un bioplástico de uso común, requiere 2,65 kg de maíz para fabricarse. Por lo tanto, no tiene sentido diseñar un producto que requiere tanto para fabricar, pero se autodestruye.

4. Su costo para el medio ambiente es igualmente alto

Los plásticos biodegradables también han sido criticados por no ser del todo diferentes de los plásticos convencionales. Para los 270 millones de toneladas de plástico producidos cada año, se requieren alrededor de 715 millones de toneladas de maíz, lo que tiene un costo enorme para el medio ambiente.

Además, es una gran cantidad de alimentos para usar en la fabricación de plásticos cuando el calentamiento global y el cambio climático dificultan la producción de dichos cultivos.

5. La biodegradación no debería ocurrir en los hogares

Como ya se mencionó, los plásticos biodegradables no se descomponen como lo haría una cáscara de plátano. Deben establecerse en condiciones específicas para que se descompongan según lo previsto. Por lo tanto, significa que la biodegradación debería tener lugar o debería ocurrir en instalaciones industriales de compostaje, no en nuestros hogares. Depositarlos en un vertedero no proporcionará las condiciones necesarias para la descomposición.

6. Su efecto en el océano es perjudicial para la vida marina

Aunque están etiquetados como ‘biodegradables’, no pueden simplemente degradarse porque el océano carece de las condiciones necesarias para promover la descomposición. Los océanos a veces pueden estar demasiado fríos, lo que impide su descomposición efectiva, flotando para siempre en la superficie del agua como el plástico convencional.

Pero si se descomponen, dejan pequeños fragmentos que dañan la vida marina. Los pequeños fragmentos pueden confundirse con alimentos, lo que puede afectar negativamente a la vida acuática hasta el punto de matarlos. A veces también se enredan en los cuerpos de los animales, lo que dificulta sus habilidades para nadar, cazar y volar, lo que los convierte en objetivos más fáciles para los depredadores. También podrían morir de hambre ya que no pueden alimentarse por sí mismos.

Referencias:

Kinhal, V. (sf). Tipos de Plástico Biodegradable. Me encanta saber Recuperado el 12 de marzo de 2020 de https://greenliving.lovetoknow.com/Type_of_Biodegradable_Plastic

Oakes K. (5 de noviembre de 2019). Por qué los biodegradables no resolverán la crisis del plástico. Futuro de la BBC. Recuperado el 12 de marzo de 2020 de https://www.bbc.com/future/article/20191030-why-biodegradables-wont-solve-the-plastic-crisis

Woodford, C. (10 de febrero de 2020). Bioplásticos y plásticos biodegradables. ¡Explica esas cosas! Recuperado el 12 de marzo de 2020 de https://www.explainthatstuff.com/bioplastics.html

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario