Los gigantes del petróleo abandonarán el cabildeo climático

Dos de las compañías petroleras más grandes del mundo se plantean renunciar a un destacado grupo de presión sobre el cambio climático en Washington.

En lo que se considera el último golpe a los esfuerzos globales para llegar a un consenso sobre el cambio climático este año. BP y ConocoPhillips anunciaron a principios de esta semana que la legislación en EE. UU. perjudicaría su negocio de refinación de petróleo y gas natural, y que no renovarían su membresía en la Asociación de Acción Climática de EE. UU.

El apoyo de las dos compañías petroleras había reforzado las posibilidades de que el Congreso pudiera llegar a un consenso sobre la reducción de las emisiones de EE. UU., un requisito previo para cualquier tratado climático global.

Las leyes propuestas “han puesto en desventaja al sector del transporte y sus consumidores, han castigado injustamente a las refinerías nacionales frente a la competencia internacional e ignorado el papel fundamental que puede desempeñar el gas natural en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo Jim Mulva, presidente de Conoco.

La medida de BP y Conoco, junto con el fabricante de equipos pesados ​​Caterpillar, llega en un momento difícil para el movimiento climático global después de conversaciones inconclusas en Copenhague en diciembre.

Los partidarios de la legislación para reducir las emisiones en los EE. UU. luchan por obtener apoyo político y las nuevas brechas en la ciencia detrás del calentamiento global han generado dudas populares en todo el mundo sobre la adopción de medidas rápidas y costosas para reducir el uso de combustibles fósiles.

Una serie de errores vergonzosos en la ciencia del clima expuestos recientemente se han sumado a la sensación de estancamiento del impulso. Los informes de los medios han demostrado que el informe de 2007 del Panel intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), considerado el estándar de oro en la ciencia del clima, incluyó una serie de inexactitudes fácticas y citó fuentes que no eran lo suficientemente sólidas para una publicación científica. Entre otros errores, el IPCC citó al Fondo Mundial para la Naturaleza, un grupo ambientalista, al afirmar que hasta el 40 por ciento de la selva amazónica podría verse afectada por ligeros cambios en las precipitaciones.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario