¿Los COV nocivos en el interior de su automóvil lo enferman?

A los conductores generalmente les encanta el olor a auto nuevo que viene con la compra de un auto.

El olor común se ha conectado con la emoción de tener un vehículo nuevo. Incluso hay ambientadores que imitan este olor.

Sin embargo, se sabe que los gases de los automóviles provocan enfermedades en muchas personas, y las investigaciones muestran que el tan deseado olor a automóvil nuevo crea numerosos riesgos para la salud.

Una de estas amenazas es la aparición de compuestos orgánicos volátiles (COV), que son sustancias químicas peligrosas con moléculas que se evaporan fácilmente y pasan al aire.

Los peligros de los COV

La mayoría de los COV causan grandes daños a la salud humana o al medio ambiente.

Los compuestos son variados, omnipresentes e incluyen compuestos naturales y artificiales.

Por lo general, las concentraciones son bajas y los síntomas se desarrollan lentamente, por lo que es complicado investigar la composición y los efectos de los COV.

Las fuentes

Los COV artificiales se utilizan en pinturas y revestimientos para automóviles. Los disolventes se utilizan para películas protectoras o cosméticas. El benceno es otro VOC que es un cancerígeno comprobado. Es una sustancia química que se encuentra en el combustible, el humo del tabaco y el escape de los automóviles. Sus fuentes naturales incluyen incendios forestales y volcanes. El benceno se evapora rápidamente y el vapor pesa más que el aire, por lo que desciende a las zonas bajas. El benceno es un contaminante conocido del agua y los alimentos y, si se consume, puede causar vómitos, desmayos, somnolencia, frecuencia cardíaca acelerada e incluso la muerte.

Los efectos sobre la salud

Los COV hechos por el hombre y otros contaminantes crean efectos inmunológicos y respiratorios negativos en los niños. Algunos COV reaccionan con otros químicos o con el ozono para crear nuevas irritaciones sensoriales. Los COV también contribuyen a la formación de smog. Los efectos típicos para la salud incluyen irritaciones de los ojos, la nariz y la garganta; pérdida del equilibrio; náuseas y daño a los órganos. Se ha comprobado que algunos compuestos causan cáncer en humanos y animales.

Los efectos variables

Al igual que con otros contaminantes, las consecuencias para la salud se basan en diferentes factores, como el nivel de exposición y el tiempo. Algunos síntomas inmediatos incluyen dolores de cabeza, problemas visuales e inflamaciones de los ojos y las vías respiratorias. Se conoce suficiente información sobre las consecuencias para la salud como para saber que ciertos niveles de compuestos orgánicos son dañinos en los hogares.

Cómo reducir la exposición

Para reducir la exposición tóxica, se recomienda a las personas que compren productos que tengan poco o ningún VOC presente. Al comprar artículos que tienen COV, es importante observar la cantidad dada y abstenerse de almacenar los productos. Los productos deben utilizarse en lugares bien ventilados. Sin embargo, incluso si los constructores aplican los sistemas mecánicos y de ventilación más efectivos que puedan, es tarea del residente mantener niveles de aire interior de calidad.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

4 × dos =