Los autos ecológicos van más allá del combustible

Los fabricantes de automóviles han estado tratando de hacer que los vehículos de motor sean más eficientes en combustible durante décadas, con el objetivo de frenar las emisiones de CO2 y reducir el impacto negativo que tienen sobre el medio ambiente. En sus esfuerzos por fabricar vehículos más respetuosos con el medio ambiente, se han centrado principalmente en desarrollar vehículos que funcionen con combustibles alternativos, como la electricidad, el hidrógeno o incluso la energía solar. Si bien el uso de combustibles alternativos para propulsar automóviles o hacer que los motores sean más eficientes sin duda ayuda a que los automóviles sean más ecológicos, existen otras tecnologías que pueden hacerlos aún más ecológicos, y la mayoría de ellos tienen que ver con los materiales utilizados para construir la carrocería de un automóvil.

El hecho es que un contribuyente significativo a las emisiones de los vehículos es el acero que utilizan muchos fabricantes de automóviles para construir varios componentes de automóviles, incluidos los paneles de la carrocería y el chasis de los automóviles, y dado que es un metal bastante pesado, aumenta sustancialmente el peso de un automóvil, lo que resulta en un bajo consumo de combustible y un aumento de las emisiones de CO2. Esta es la razón por la que prácticamente todas las empresas de automóviles han estado utilizando otros materiales durante el proceso de fabricación durante un tiempo, pero aún así, la mayor parte del peso de los automóviles se atribuye al acero, y las alternativas como el aluminio o la fibra de carbono se están adoptando con relativa lentitud.

Sin embargo, hay varios fabricantes que buscan cambiar eso y están tratando de reemplazar el acero con materiales más livianos y ecológicos. El gigante estadounidense Ford, junto con sus homólogos alemanes BMW y Volkswagen, ya han comenzado a rodar la pelota.

Ford, por ejemplo, ha estado en los titulares desde que anunció que la nueva camioneta pickup F-150 estaría hecha en gran parte de aluminio, lo que la haría considerablemente más liviana. Debido a que la mayoría de los componentes de la carrocería del vehículo, incluida la cabina y la parte delantera, están hechos de aleación de aluminio de alta resistencia, el peso de la Ford F-150 2015 se reduce en 700 libras, lo que elimina la necesidad de equiparla con un motor grande que quema mucho combustible, lo que resulta en una mayor economía de combustible. Además del aluminio, la empresa pretende comenzar a utilizar pulpa de madera para fabricar ciertas piezas de automóviles.

El fabricante alemán de automóviles de lujo, BMW, por su parte, está considerando la fibra de carbono como reemplazo del acero. El coche eléctrico i3 presentado recientemente es el primer vehículo producido en masa que tiene una carrocería hecha en gran parte de fibra de carbono, algo que se pensaba que era prácticamente imposible de hacer, considerando el alto costo de este material. Pero BMW ha logrado construir un automóvil con un marco de fibra de carbono, lo que lo hace increíblemente liviano y bastante fuerte. De hecho, es incluso más ligero que el Nissan Leaf, uno de los coches eléctricos más populares y vendidos.

El XL1 de Volkswagen es otro buen ejemplo de cómo el uso de aluminio y fibra de carbono en lugar de acero puede hacer que un automóvil sea más ecológico. Cuenta con un cuerpo de fibra de carbono, junto con ciertos componentes de aluminio y una capa de pintura de solo 0.0004 pulgadas de espesor, lo que genera un peso en vacío de 1,800 libras. Todo esto ayuda a proporcionar una gran economía de combustible, con 1 litro/100 kilómetros, o una autonomía de alrededor de 235 mpg.

En conclusión, estos vehículos son ejemplos perfectos de cómo reemplazar el acero con materiales como la fibra de carbono, el aluminio o incluso la madera puede hacer que los automóviles sean menos dañinos para el medio ambiente, y los fabricantes de automóviles deben mirar más allá del combustible al tratar de construir automóviles más ecológicos.


Jordan perca es un fanático del automóvil y especialista en “coches ecológicos”. Es colaborador habitual de una comunidad colaborativa para conductores estadounidenses.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

doce + doce =