La tala ilegal deja a los orangutanes de Borneo sin hogar

Sungai Putri, un bosque en la isla de Borneo está amenazado, ya que la tala ilegal continúa ocurriendo en el área, a pesar de una moratoria que fue impuesta por el gobierno de Indonesia para prohibir la explotación.

El bosque se extiende sobre 57 mil hectáreas y alberga aproximadamente 1200 orangutanes.

El gobierno hizo cumplir la moratoria que prohíbe la tala forestal después de la estación seca de 2015, cuando graves incendios forestales quemaron muchas partes de Indonesia y otros países del sudeste asiático, incluidos Singapur, Malasia y el sur de Tailandia.

Como resultado, se destruyeron 2,6 millones de hectáreas de tierra y los costos económicos se estiman en $ 16 mil millones, según el Banco Mundial.

Desde la introducción de la moratoria, el gobierno de Indonesia ha realizado «grandes esfuerzos» para garantizar la protección de Sungai Putri y, según un periódico local, el bosque «sin duda habría sido destruido» si no hubiera sido por las acciones previas del ministerio para evitar la tala.

Sin embargo, investigaciones recientes de Greenpeace indican que las prácticas de tala siguen ocurriendo y es poco probable que se detengan a menos que se hagan mayores esfuerzos para hacer cumplir la moratoria.

Las fotos que tomó Greenpeace en marzo revelan al menos 6 asentamientos madereros dentro de una concesión operada por la empresa maderera PT Moharison Pawan Khatulistiwa (MPK).

Según los activistas, los madereros salen de noche y regresan de madrugada con la madera, aunque aún no se sabe si es el propio MPK quien lo hace o si son otros terceros.

Otras imágenes tomadas con un dron en julio pasado revelaron canales de drenaje excavados llenos de agua, maquinaria pesada para mover tierra en tierra y áreas con plantaciones de pulpa y aceite de palma, todo lo cual estaba ocurriendo dentro del bosque.

Greenpeace dice que los intentos del gobierno de hacer cumplir la moratoria han sido ‘vergonzosos’.

«El gobierno no puede permitir que esto siga así, debe respetar la ley y garantizar la protección total y permanente de este hermoso e importante bosque», dijo Ratri Kusumohartono, activista de Greenpeace.

La tala en esta área no solo es ilegal, sino que también es muy riesgosa.

El drenaje de pantanos de turba a gran escala, especialmente para el uso comercial de plantaciones de pulpa y aceite de palma, exacerba los daños de los incendios forestales, que han estado ocurriendo cada vez con más frecuencia en los últimos años.

La destrucción del hábitat dentro de Sungai es devastadora para la vida silvestre y, según Kusumohartono, la preservación del bosque es esencial para la supervivencia de los orangutanes.

‘Sungai Putri es uno de los últimos refugios de los orangutanes y la supervivencia de la especie depende de la creación de refugios para la vida silvestre y la protección de los existentes. Es hora de que el gobierno de Indonesia garantice la protección total de Sungai Putri, su medio ambiente y la vida silvestre”.

Borneo ha perdido aproximadamente 150 mil orangutanes en los últimos 16 años debido a la caza, y la especie ahora está clasificada como en peligro crítico.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

cinco × 4 =