Fregaderos de carbono: fregaderos de carbono natural y artificial

Los sumideros de carbono son muy importantes para nuestro medio ambiente porque actúan como esponjas para absorber los compuestos de carbono que juegan un papel tan importante en el cambio climático global. Básicamente, los sumideros de carbono son tanques de almacenamiento de carbono o compuestos de carbono, como el dióxido de carbono (CO2).

Uno de los mayores depósitos de carbono es la corteza de roca dura de la Tierra. A lo largo de los eones, se formaron rocas sedimentarias que contienen una gran cantidad de compuestos de carbono, incluidos los hidrocarburos que ahora utilizamos como combustibles fósiles.

Fuente: Canva

Las rocas sedimentarias pueden contener una enorme cantidad de carbono, pero no se las considera un sumidero de carbono porque ya no absorben más carbono del que se libera principalmente a través de erupciones volcánicas. De hecho, debido al uso que hace el hombre de combustibles fósiles, son una fuente de gran parte del exceso de CO2 en nuestra atmósfera.

Wikipedia dice:

Un sumidero de carbono es un depósito natural o artificial que acumula y almacena algún compuesto químico que contiene carbono durante un período indefinido. El proceso por el cual los sumideros de carbono eliminan el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera se conoce como secuestro de carbono.

Dicho esto, el hecho de que hace siglos, la formación de rocas sedimentarias absorbió más carbono del que se liberó es una buena ilustración de cómo el carbono siempre está cambiando de forma. Gran parte del carbono de la Tierra está en flujo, pasando de las fuentes a los sumideros y luego transformándose nuevamente en fuentes. Este ciclo se denomina ciclo global del carbono, dentro del cual los sumideros de carbono desempeñan un papel principal.

Lea aquí más sobre la huella de carbono, el secuestro de carbono y los créditos de carbono.

Las principales fuentes de carbono incluyen la combustión de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) en aras de la energía y el transporte por parte de los seres humanos, incendios (también incluye incendios forestales) y tierras de cultivo.

Los sumideros de carbono pueden ser naturales o artificiales. Absorben más carbono del que liberan, mientras que la fuente de carbono es todo aquello que libera más carbono del que absorben. Los bosques, el suelo, el océano y la atmósfera almacenan carbono y este carbono se mueve entre ellos en un ciclo continuo.

Las plantas absorben CO2 de la atmósfera y lo utilizan en el proceso de fotosíntesis. Cuando las plantas mueren, parte de este carbono se transfiere al suelo a medida que se descomponen. Los océanos son los principales sistemas de almacenamiento de carbono. Juntos, los sumideros terrestres y oceánicos de la Tierra absorben la mitad de las emisiones de dióxido de carbono. El secuestro de carbono es un proceso que se utiliza para eliminar el carbono de la atmósfera para mitigar los efectos del calentamiento global.

Fregaderos de carbono natural

Hay tres sumideros principales de carbono natural:

Plantas

Las plantas verdes juegan un papel muy importante en el control de los niveles de CO2 debido al proceso que utilizan para vivir: la fotosíntesis. El proceso de fotosíntesis ocurre en las células de organismos microscópicos y dentro de las hojas de una planta. Utiliza la energía de la radiación solar, o luz solar, para convertir el dióxido de carbono y el agua en glucosa, como el azúcar de carbono.

Una vez que se procesa el azúcar, se convierte y se usa en una variedad de otras moléculas, como grasas y proteínas, almidón y enzimas. Una vez que esto se completa, el proceso de fotosíntesis libera el oxígeno que necesitan las plantas y los animales.

En general, se acepta que aproximadamente la mitad de todo el carbono que se extrae de la atmósfera se realiza mediante el proceso de fotosíntesis.

Tierra

El carbono es el componente principal de la materia orgánica que hace que los suelos agrícolas sean fértiles. También ayuda a que el suelo retenga agua. Las plantas son la principal forma en que el CO2 se transfiere al suelo. No todo el CO2 que absorben las plantas para la fotosíntesis es necesario para la alimentación. El exceso pasa por sus raíces y alimenta a los organismos que viven en el suelo. El carbono de las raíces y hojas de las plantas moribundas también se captura en el suelo.

Océanos

Los océanos del mundo son su caballo de batalla para absorber y almacenar carbono. La fotosíntesis juega un papel junto con otros procesos biológicos que trabajan juntos para secuestrar CO2 y otros compuestos de carbono.

Papel de la bomba biológica

Este proceso mueve el CO2 desde la superficie hacia las profundidades del océano, donde se almacena o secuestra durante eones. ¿Cómo llega el carbono de la atmósfera al agua? El primer paso es la fotosíntesis utilizada por organismos acuáticos microscópicos llamados fitoplancton.

El fitoplancton flota en la superficie de los océanos y utiliza la fotosíntesis para producir la energía que necesitan para vivir. Entonces, al igual que las plantas verdes, absorben CO2 de la atmósfera. El fitoplancton es una parte clave de la cadena alimentaria del océano, pero si no se comen, mueren y comienzan la segunda etapa de la bomba biológica cuando comienzan a hundirse en el océano.

Los organismos muertos se agrupan a medida que se hunden, aumentando su masa y reduciendo el riesgo de ser consumidos. La etapa final de la bomba es cuando estos grupos de fitoplancton muerto llegan al fondo del océano, donde ellos y el CO2 que contienen permanecen durante miles de años.

Papel del carbonato de calcio

El carbonato de calcio es el ingrediente principal del que dependen las almejas, las ostras, los corales y otras criaturas acuáticas de cuerpo duro para crear sus cáscaras duras. Este compuesto de carbono es producido por la combinación de dióxido de carbono con calcio que se ha disuelto previamente en agua de mar. Cuando estos organismos mueren, las partes de su cuerpo y las conchas se hunden profundamente en el océano hasta el fondo marino, ocultando o enterrando el carbono.

Durante un largo período de tiempo, estos organismos muertos crean capas de depósitos ricas en carbonatos en el fondo del océano. Después de que han pasado millones de años, se forman cada vez más carbonatos, que luego crean calor y presión que hacen que se conviertan en rocas sedimentarias. Esto incluye tiza, mármol y piedra caliza.

Ejemplos de fregaderos de carbón natural

Ahora que conoce los tres conceptos básicos, aquí le presentamos algunos de los muchos sumideros de carbono naturales que se encuentran en todo el mundo.

Fregaderos de Carbono Artificial

Se pueden crear sumideros de carbono artificiales o utilizar formaciones subterráneas existentes, o incluso los océanos, para almacenar CO2. Los principales sumideros artificiales son los vertederos y los procesos de captura y almacenamiento de carbono. El secuestro de carbono artificial es un buen ejemplo de sumideros de carbono artificiales. ¿Quizás has oído hablar del carbón limpio? Bueno, la idea detrás del carbón limpio es capturar el CO2 que producen las centrales eléctricas de carbón y básicamente enterrarlo o secuestrarlo para siempre.

Se están realizando muchas investigaciones en esta área, que incluyen:

  • Capturar CO2 y almacenarlo mediante inyección en el fondo del océano o en formaciones rocosas vacías subterráneas que solían contener combustibles fósiles, como depósitos de petróleo agotados.
  • Replicando el proceso natural de carbonatación mineral que usa CO2 para transformar minerales naturales en rocas carbonatadas como piedra caliza.
  • Estimular el crecimiento de microorganismos en los océanos australes fertilizando la superficie con hierro.
  • Fabricación de “árboles artificiales” con hojas tratadas con compuestos químicos (como carbonato de sodio) que absorben el CO2 de la atmósfera.

¿Por qué son importantes los fregaderos de carbón?

Necesitamos reducir urgente y significativamente nuestras emisiones de gases de efecto invernadero para evitar futuros cambios climáticos catastróficos. Requiere que mantengamos intactos los ecosistemas y hábitats que actúan como sumideros de carbono naturales críticos para garantizar que retengan la mayor cantidad posible de carbono atrapado en el sistema y no tienden a convertirse en fuentes de liberación de carbono a la atmósfera.

Gestionar y proteger nuestros sumideros de carbono naturales es clave para determinar si pueden actuar como fuente de CO2 para la atmósfera o como sumidero en climas futuros.

Hemos modificado la estructura y función de muchos ecosistemas por el cambio de uso de la tierra y la degradación de la tierra como resultado de la quema de bosques, la conversión de tierras en tierras de cultivo, áreas urbanas, minas y carreteras. Por tanto, se han alterado las relaciones entre las fuentes naturales de carbono y los sumideros de dióxido de carbono.

Muchas veces, la liberación de carbono atrapado en forma de dióxido de carbono va acompañada de la liberación de otros poderosos gases de efecto invernadero como el metano, que exacerba un estado climático global ya preocupante.

abedules-primavera

¿Cómo actúan los árboles como sumideros de carbono?

Se considera que un bosque es un sumidero de carbono si los árboles que hay en él absorben más carbono de la atmósfera del que liberan. El dióxido de carbono es un gas vital. Es necesario para la fotosíntesis. El carbono se absorbe de la atmósfera a través de la fotosíntesis.

Durante la fotosíntesis, los árboles y las plantas «secuestran» o absorben carbono de la atmósfera en forma de CO2 y convierten el agua y el dióxido de carbono en oxígeno y azúcar llamados glucosa. Los árboles absorben dióxido de carbono del aire y lo almacenan como carbono en la biomasa forestal, es decir, troncos, ramas, raíces y hojas, en materia orgánica muerta como basura y madera muerta y en suelos. Este proceso de absorción y deposición de carbono se conoce como secuestro de carbono.

El hecho de que un bosque sea una fuente de carbono o un sumidero depende del balance neto de todos estos intercambios de carbono. En los casos en que el balance neto de emisiones de carbono de los bosques es negativo, es decir, prevalece el secuestro de carbono; Los bosques contribuyen a mitigar las emisiones de carbono al desempeñar un papel como depósito de carbono y como herramienta para secuestrar carbono adicional.

En los casos en que el balance neto de emisiones de carbono es positivo, el bosque se convierte en una fuente de carbono que libera más carbono del que absorbe, como durante un incendio forestal o cuando hay más árboles muertos que vivos. Contribuye a potenciar el efecto invernadero y el cambio climático. El dióxido de carbono se crea cuando se queman sustancias que contienen carbono o cuando se descomponen de otras formas. Aún así, el equilibrio fuente / sumidero de carbono es tan dinámico como complejo.

El carbono forestal se libera por procesos naturales como la muerte de los árboles, la respiración y la oxidación, así como por los resultados deliberados o no deseados de las actividades humanas, es decir, la recolección, los incendios, el ataque de insectos, la deforestación u otras perturbaciones.

En el siglo pasado, los bosques administrados por Canadá han sido un sumidero de carbono significativo que constantemente agregaba carbono al que ya estaba almacenado. Sin embargo, en las últimas décadas, la situación se ha revertido en algunos años, y se han convertido en fuentes de carbono, liberando más carbono a la atmósfera en comparación con lo que están acumulando en un año determinado.

Varios factores han contribuido a este cambio. Hubo un aumento sustancial en el área total anual quemada por incendios forestales. Las tasas de cosecha anual han cambiado drásticamente en respuesta a la demanda económica, aumentando en la década de 1990 y disminuyendo drásticamente con la recesión económica mundial. Se han producido brotes de insectos sin precedentes.

Plantar árboles y conservar los bosques es un paso importante para reducir nuestra huella de carbono, pero no hará el trabajo por sí solo. Es crucial que reduzcamos nuestras emisiones de carbono y nuestra dependencia de los combustibles fósiles para mantener nuestro bosque funcionando como sumideros de carbono.

Protección y restauración de fregaderos de carbón

El hombre continúa interfiriendo con los sumideros de carbono, pero a veces de manera positiva. Se están realizando esfuerzos para proteger y rejuvenecer los sumideros naturales que hemos degradado con el tiempo. Éstos incluyen:

Conclusión

El carbono es un elemento esencial de la vida y el ciclo del carbono es un proceso crítico para nuestra Tierra. Los sumideros de carbono juegan un papel primordial en el ciclo global del carbono y son vitales para el mundo y para todos los seres vivos que se encuentran en él. Controlan la cantidad de concentración de carbono que se encuentra en nuestro medio ambiente y mantienen nuestras vidas saludables y el aire que respiramos digno de respirar.

¿Qué puedes hacer para ayudar? Plante un jardín o haga crecer un árbol. Según algunas estimaciones, un solo árbol puede bloquear una tonelada de CO2 por sus 40th cumpleaños. Además, plantar árboles alrededor de su casa u oficina proporciona sombra en el verano que puede reducir el uso de acondicionadores de aire que funcionan con combustibles fósiles.

Hay muchas maneras de involucrarse; Lo importante es comprometerse y comprender la importancia real del océano y nuestra tierra y hacer su parte para ayudar a reducir aún más las emisiones. Prometa cambiar y hacer más para proteger esos sumideros de carbono que el mundo necesita. Este es nuestro mundo, y todos debemos unirnos para resolver un problema. Necesitamos estos sumideros de carbono en gran medida y debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para protegerlos.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

17 − 4 =