El nuevo material limpia el agua contaminada y actúa como un imán de toxinas

El descubrimiento se realizó después de un año de investigación realizada en una universidad estadounidense.

Investigadores de la Universidad de California, en el campus de Santa Cruz, han desarrollado un material llamado SLUG-26, que funciona como un imán de contaminantes cuando se libera en agua contaminada. El nuevo descubrimiento resulta ser más barato que otros métodos para eliminar contaminantes cargados negativamente del agua. Por ser un sustrato con carga positiva, realiza intercambios entre iones negativos no tóxicos por contaminantes cargados negativamente y así purifica el agua.

Según el profesor Scott Oliver, uno de los responsables del proyecto, en los últimos doce meses ha habido varios intentos por encontrar la solución adecuada. Y después de encontrarlo, pudo demostrar que el proceso de intercambio realmente funciona. Después del descubrimiento, Oliver y su equipo han estado realizando pruebas de laboratorio, pero el siguiente objetivo es probar el SLUG-26 al aire libre y ver si el proceso funciona con las toxinas del agua en el «mundo real».

Los esfuerzos más recientes de los investigadores se han centrado en investigar si el compuesto puede interceptar el tecnecio, un contaminante de los desechos nucleares que mantiene su potencial contaminante, en promedio, durante un período de 212.000 años. El cuidado con este elemento en materia de residuos nucleares es grande, pues en caso de fuga y contaminación de mares o ríos, provoca la formación de pertecnetato, un contaminante con carga negativa. Confiado, el equipo de la universidad de California tiene la esperanza de que la molécula que desarrollaron sea el enemigo adecuado para este peligroso material radiactivo.

 

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

tres × dos =