Efectos y soluciones para reducir el impacto de los viajes aéreos en el medio ambiente

Volar es realmente malo para el planeta porque contribuye al calentamiento global, a la contaminación y deja una enorme huella de carbono. Los aviones funcionan con combustible de queroseno, que cuando se quema libera una gran cantidad de dióxido de carbono y otros gases a la atmósfera. Aunque la aviación no es una gran industria, tiene un gran impacto en el sistema climático.

La industria de la aviación es una de las fuentes de gases de carbono en la atmósfera de más rápido crecimiento. Los aviones son importantes para la economía de varias maneras, como las importaciones, las exportaciones, el turismo y los negocios. Pero la importancia de la industria viene con efectos adversos, que siguen afectando el clima con poco o nada que hacer por cómo la industria está creciendo tremendamente y no hay alternativa al queroseno como combustible.

Además, la cantidad de huella de carbono que deja en el planeta un solo vuelo contribuye en gran medida al calentamiento global. Y para empeorar las cosas, el mayor uso de aviones en los viajes debido a su eficiencia y el hecho de que ayuda a los viajeros a ahorrar tiempo no lo hace mejor.

La alta tasa de combustión del combustible aumenta la cantidad de emisiones de carbono, lo que afecta directamente la erosión de la capa de ozono y, por lo tanto, conduce al calentamiento global.

Efectos de los viajes aéreos en el medio ambiente

1. Emisión de Gases de Efecto Invernadero

Los motores de las aeronaves queman combustible para emitir dióxido de carbono, vapor de agua, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y hollín. Los óxidos de nitrógeno emitidos por los aviones contribuyen al calentamiento global y son un contaminante en la atmósfera inferior, mientras que destruyen la capa de ozono estratosférico en las altitudes elevadas.

El impacto del carbono liberado por los aviones no es un problema menor si se tiene en cuenta que las emisiones se realizan a mayor altitud y más rápido.

Las emisiones a mayor altura representan un peligro mayor porque desencadenan una serie de reacciones químicas y los efectos atmosféricos cubren áreas más amplias. Incluso se registra que viajar en avión tiene un mayor impacto ambiental por kilómetro en comparación con otras formas de transporte como la conducción. Incluso cuando otras industrias reciben mejoras significativas en los niveles de emisión; el de la industria de la aviación se estanca.

2. Contaminación acústica

El ruido como resultado de la industria de la aviación puede considerarse discutible. Esto se debe a que el ruido producido por los aviones es de corta duración. Sin embargo, a los que residen oa los que están cerca de los aeropuertos les afecta enormemente el ruido.

Algunos de los efectos adversos que enfrentan estas personas incluyen trastornos del sueño, efectos en el rendimiento e interferencia con la comunicación junto con efectos cardiovasculares y psicopsicológicos.

El ruido de una aeronave es responsabilidad del operador del aeropuerto y él o ella debe garantizar los mecanismos adecuados para establecer, monitorear y garantizar que los esquemas de aislamiento acústico estén en funcionamiento.

3. Estelas que conducen al calentamiento global

Las estelas, el vapor de agua, liberado por los aviones que forman estelas de condensación, atrapan el calor que de otro modo se liberaría de la tierra. Esto trae consigo el calentamiento global. Según los estudios, los vuelos nocturnos causan más calentamiento global en comparación con los vuelos diurnos porque las estelas ayudan a reflejar la luz solar durante el día.

Las estelas en el cielo se condensan a mayor altura y pueden extenderse hasta dos kilómetros desde donde se han realizado. Tienden a atrapar el calor que, de otro modo, se disiparía desde la tierra, lo que contribuiría en gran medida al calentamiento global.

Soluciones para reducir el impacto de los viajes aéreos en el medio ambiente

1. Establecimiento de Reglamentos

Como solución a la degradación ambiental como resultado de los viajes aéreos, se necesita la regulación de la industria. La Autoridad Civil Internacional (OACI) propuso en 2016 el Plan de reducción y compensación de carbono para la aviación internacional (CORSIA), que impone restricciones a las aerolíneas sobre las emisiones de carbono. Si se excede el límite, las aerolíneas comprarán compensaciones de otros sectores.

Esto, sin embargo, no funcionó como se esperaba, demostrando la complejidad de regular las aerolíneas, por lo tanto, dejando la responsabilidad de regular la cantidad de emisiones de carbono al Protocolo de Kioto, cuya responsabilidad se limita a los vuelos domésticos.

Por lo tanto, la cuestión de la regulación de la industria de la aviación debe tratarse como otra política de transporte y debe mantenerse su coherencia para proteger el clima. Para que existan regulaciones y políticas, se debe potenciar la cooperación internacional para lograr su eficiencia.

avión-avión-aeropuerto-jet

2. Uso de la tecnología

Para hacer frente al problema del impacto climático por parte de la industria de la aviación, la tecnología se puede utilizar en el diseño y los sistemas de los aviones para hacerlos más eficientes. Un avance en el uso de otro tipo de combustible más ecológico, como los biocombustibles, el hidrógeno, los paneles solares y las baterías, podría salvar al mundo de la degradación del medio ambiente por los motores de los aviones que funcionan con queroseno.

Sin embargo, la velocidad a la que se hace este progreso no se puede comparar con la velocidad a la que el número de pasajeros está comprando billetes. Además, el hecho de que las aeronaves tengan que transportar su propio combustible es algo que debe abordarse y se deben analizar tales problemas de ingeniería y llegar a una solución.

3. Programas de compensación de carbono

Cobrar el número de gases de efecto invernadero emitidos al aire por los aviones podría contribuir en gran medida a desalentar la contaminación. Estos cargos deberían ser pagados por las aerolíneas por cada tonelada de invernaderos emitida. Al igual que otros operadores de transporte, obliga a las aerolíneas a pagar por la contaminación que causan, limitándolas así a menores cantidades de emisión porque tiene un precio.

Además de los costos de emisión, el gobierno también puede agregar costos ambientales y sociales. La mayoría de los aviones han aceptado esto y han ideado proyectos que ayudan a compensar sus huellas de carbono.

Hay un mecanismo que ayuda en el cálculo de la cantidad de huella de carbono creada por un vuelo y el dinero generado en la compensación permite a las compañías aéreas iniciar proyectos que protegen el medio ambiente.

4. Uso de medios alternativos

Una de las formas más efectivas de reducir la cantidad de huella de carbono es volar con menos frecuencia. Esto significa que, en el caso de que haya otras formas de transporte disponibles, no es obligatorio que una persona vuele.

En cambio, conducir o tomar el tren hasta el destino como preferencia para la mayoría de las personas significaría que las aerolíneas queman menos combustible. Tomar vacaciones que no estén tan lejos también podría ayudar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

5. Uso de Programas Informáticos para Reducir la Contaminación Acústica

Como un medio para prevenir la contaminación acústica de los aeropuertos a sus vecindarios, se pueden usar programas de computadora para simular las operaciones de las aeronaves para identificar las áreas que son propensas a tales perturbaciones.

La predicción virtual de la extensión de los niveles de ruido utilizando el Modelo Internacional de Ruido se puede utilizar para abordar el problema. El modelo se usa ampliamente para generar huellas de ruido de aeronaves para un cierto número de aeronaves en condiciones climáticas promedio.

6. Optimización de Rutas de Vuelo

En un intento por proteger el clima, optimizar las rutas de vuelo puede reducir los efectos negativos de volar. Tener un plan de vuelo que evite las condiciones climáticas, lo que resulta en la creación de nubes, es una de las mejores estrategias.

Al limitar la formación de nubes, ayuda a liberar la radiación de la tierra al espacio, lo que produce un efecto de enfriamiento. Con la formulación adecuada de las rutas, se puede lograr la protección climática de las aeronaves. Además, a las aerolíneas con rutas que contaminan menos se les puede cobrar menos dinero por los certificados de contaminación.

7. Invención de fuentes de energía alternativas

Los motores de los aviones, a diferencia de otros motores, no tienen otra alternativa más ecológica, como el uso de la energía solar u otras energías renovables. El avance tecnológico en el sector podría conducir a aviones eléctricos que emitan menos y sean más eficientes en combustible. Sin embargo, el sector sigue siendo negligente en materia ambiental.

Por ejemplo, la mayoría de los sitios web de las aerolíneas mencionan poco sobre la protección del medio ambiente o no tienen nada que ver con el medio ambiente. Además, las ONG que se ocupan del medio ambiente se muestran reacias al respecto. Tal negligencia se puede atribuir a una gran concentración en las ganancias obtenidas por las aerolíneas que han visto a la industria seguir creciendo, independientemente de lo malo que sea volar para el planeta.

Referencias:

Contaminación de viajes aéreos por NCBI

Costo ambiental de los viajes aéreos

Viajes aéreos sostenibles

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

9 + diecinueve =