Cultivo de flores a partir de semillas: todo lo que necesitas saber

Cultivar flores a partir de semillas tiene muchas ventajas. No solo es más fácil y más barato, sino que una vez que ves crecer las plantas hay una sensación de pura satisfacción.

Al mismo tiempo, la variedad de plantas que puedes cultivar a partir de semillas es sin duda mayor y no tendrás que conformarte con algo menos. Sin embargo, el proceso de cultivo de flores a partir de semillas seguramente tiene sus especificaciones y es mejor que las conozcas antes de empezar.

Planifica tu espacio

Planificar tu espacio cuando estás a punto de plantar flores ya cultivadas es mucho más simple, ya que puedes imaginar fácilmente dónde podrían ir y qué recursos necesitarían.

Cuando comienza con semillas, debe investigar y verificar los detalles de las plantas. Por lo general, en los paquetes de semillas puede encontrar información sobre los requisitos de suelo y espacio y debe hacer un plan cuidadoso, de modo que una vez que sus semillas se conviertan en flores, tenga un jardín bien diseñado y no un arbusto.

Y para obtener los mejores resultados, haz un boceto de tu espacio. Y si quiere ir un paso más allá, consulte algunos de los abundantes recursos de planificación de jardines en línea.

Elige tus flores

La primera y muy sencilla pregunta que debe hacerse es si desea cultivar plantas anuales o perennes a partir de semillas. Y aquí los factores que debes considerar son más.

Por supuesto, el espacio que tiene es importante, pero también lo es el suelo, el clima y sus preferencias personales. Lo que es realmente importante en este punto es que tomes una decisión informada.

Lo que sucede muy a menudo es que las personas obtienen docenas de semillas basándose en las bellas imágenes de los paquetes y sin tener en cuenta ningún otro criterio. El resultado final es un completo fracaso o un jardín que es una mezcla de todas las plantas que de alguna manera lograron sobrevivir.

Así que no tengas prisa, pero piensa en tu jardín con cuidado.

Averigua dónde plantarlos

Dónde plantar tus semillas primero es un dilema de jardinería verdaderamente eterno y la mayoría de las veces recibirás una respuesta clara y convincente. Sin embargo, la decisión no es tan clara y tiene múltiples excepciones, por lo que no hay una regla única, pero debe considerar todos los factores y decidir caso por caso.

jardín en un cuenco

Planta tus semillas adentro

En general, plantar sus semillas en el interior es una buena idea para áreas donde las condiciones definen una temporada de crecimiento más corta. Sin embargo, incluso entonces debe verificar si las semillas que obtuvo permiten plantar en el interior, ya que algunas no son aptas para este propósito. De lo contrario, el proceso es simple y no necesita recursos ni suministros sofisticados.

Consigue una maceta, planta tus semillas, ponlas al sol, riégalas regularmente y pronto las verás crecer.

jardineras dentro de la casa

Planta tus semillas afuera

Plantar tus semillas al aire libre es seguramente la opción más fácil, ya que puedes saltarte el trasplante, que a menudo puede causar dolores de cabeza y requerir demasiado esfuerzo.

Lo que debe hacer es elegir el área y sembrar las semillas. La mayoría de los paquetes de semillas vienen con instrucciones muy detalladas y si las sigues, nada saldrá mal.

Lo que no debería salir de tu mente ni por un momento es el espacio. Si no distribuye las semillas correctamente, podría amontonarlas demasiado, lo que dificultaría la capacidad de crecimiento de las plantas.

Cuídate

Una vez que haya terminado con la siembra, debe comenzar a cuidar. Y como con cualquier otra forma de iniciar un jardín, este paso determinará su éxito.

El riego es muy importante al principio, especialmente si estás sembrando tus semillas directamente en el suelo al aire libre. Por supuesto, debe seguir regando incluso cuando las plantas se vuelven más maduras y también debe fertilizarlas y asegurarse de que estén sanas y prósperas.

plantando semillas

Recolectar y guardar semillas

Por suerte, al final de la temporada puedes recoger algunas semillas de las plantas que más te gustaron y de las que mejor crecieron en las condiciones de tu jardín y guardarlas para la próxima temporada.

Asegúrese de que las semillas estén secas y luego póngalas en sobres y guárdelas para el próximo año.

Y si tiene otros amigos jardineros, puede intercambiar algunas semillas y obtener algo nuevo en su casa la próxima temporada. En resumidas cuentas, es fácil cultivar flores a partir de semillas si sigues algunos pasos básicos.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

dieciocho + 20 =