¿Cuál es la velocidad máxima de una bicicleta eléctrica?

Antes de entender cómo surgió la idea de aplicar velocidad a una bicicleta y los avances para poder llamarla bicicleta eléctrica, es importante desandar los pasos y buscar comprender sus orígenes hasta nuestros días.

La primera noción de bicicleta, según registros históricos, fue el modelo creado por Karl Von Drais, un barón alemán que en 1817 creó un objeto de madera, que aún no contaba con pedales y llantas, siendo movido por el impacto generado por los pies.

El invento que se conoció como corredor de la máquina fue un hecho revolucionario, que ya daba indicios de que no saldría tan fácilmente de los ojos y del gusto de la población, todo lo contrario, con tendencia a crecer cada vez más.

La llegada de los pedales se produjo unos años más tarde, con informes provenientes del escocés Kirkpatrick MacMillan, popularizándose recién en 1860, cuando los pedales, por estar en la parte delantera y tener ruedas grandes, pasaron a llamarse «sacudir los huesos”.

Tras la llegada de las industrias y la evolución de la tecnología, comenzaron a crearse piezas más ligeras y flexibles para ayudar en el rendimiento de las bicicletas, ya que el objetivo era dar más comodidad y desarrollar algo cercano a la velocidad.

Así, se alinearon piezas más pequeñas junto a piezas mucho más grandes, como las ruedas, lo que hizo que el objeto ganara más protagonismo y se empezaran a fijar precios y se empezara a fomentar el consumo como medio de transporte.

Sin embargo, este modelo presentaba muchas inestabilidades y aún inseguridad de uso, ya que la estructura no promovía tanto el equilibrio como se esperaba. Así, nuevas ideas iniciaron el modelo más cercano al actual, con un enfoque en mayor seguridad y equilibrio.

A partir de 1880, los llamados “bicicletas de seguridad”trayendo un modelo muy similar al actual, comenzando a ser producido a gran escala y difundido por la sociedad.

Una curiosidad sobre este último punto es que las mujeres eran las más usuarias, utilizando la bicicleta como símbolo de libertad y fuerza, siendo un punto de fuerza para la unión femenina.

Author: Ivancopy1

Iván Sevilla Fernández. Periodista y redactor freelance

Deja un comentario

cinco − 4 =