Concepto de scooter eléctrico VOI presentado en Taiwán

Los 3rd El Salón Internacional de Vehículos Eléctricos de Taiwán a principios de este mes destacó los vehículos de cero emisiones de todo el mundo. Un prototipo único que se mostró en Taiwán fue el scooter conceptual VOI diseñado como parte del Proyecto VOI. Este scooter de dos asientos fue diseñado por más de 100 diseñadores e ingenieros en la Universidad Técnica de Munich, así como en la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur. El Proyecto VOI empleó el conocimiento técnico y la imaginación de estudiantes de ingeniería en sus últimos años para resolver los problemas del transporte urbano. El scooter eléctrico VOI no solo avanza el omnipresente scooter en el 21S t pero ofrece una plataforma para futuros diseños.

Los estudiantes de ingeniería de TUM y Nanyang desarrollan un sistema de propulsión totalmente eléctrico que permite al conductor navegar por entornos urbanos. Un operador puede alcanzar las 28 millas por hora en el VOI, lo cual es suficiente para el transporte local. El paquete de baterías puede funcionar durante 50 millas entre cargas y permite al conductor moverse por la ciudad sin ansiedad por el alcance. Los conductores de scooters en áreas metropolitanas de todo el mundo sin duda envidian estas métricas de rendimiento. El VOI podría ser un concepto en la actualidad, pero una versión de producción sería popular por el precio adecuado.

Una disposición de asientos única separa el VOI de la cabina, vagón o scooter estándar. El VOI coloca al pasajero delante del conductor en un área de asientos cerrada con amplias ventanas. Los miembros del Proyecto VOI estaban preocupados por garantizar la seguridad de los pasajeros, lo que puede ser problemático a bordo de vehículos al aire libre. El conductor se sienta detrás del compartimiento de pasajeros en una plataforma elevada que garantiza un rango de visión completo junto con protección. Los estudiantes de TUM y Nanyang buscaron un vehículo de dos asientos y dos ruedas que pudiera manejarse como un scooter pero que mantuviera a los pasajeros seguros como un automóvil. El VOI parece encajar en ese molde al unir la estructura rígida de la carrocería de un vehículo con un manejo receptivo.

Otra razón por la que el VOI recibió cierta atención en Taiwán es la versatilidad de la estructura del vehículo. El compartimiento de pasajeros se puede quitar con poca dificultad si se necesita el VOI para otros usos. Un equipo de mantenimiento puede cambiar el asiento del pasajero por una caja de herramientas. El VOI podría convertirse en un transportador de carga instalando una plataforma plana o una caja de almacenamiento. Un restaurantero emprendedor podría quitar el asiento del pasajero de un carrito de almuerzo que podría moverse de un lugar a otro. La plataforma VOI es ideal para las innumerables actividades de los habitantes urbanos.

Los scooters, las bicicletas y los triciclos son comunes en las grandes ciudades, desde Nueva York hasta Tokio. El proyecto VOI tenía como objetivo un scooter totalmente eléctrico que fuera seguro, confiable y económico. No sabemos el costo del scooter VOI, pero el concepto que se muestra en Taiwán encaja muy bien con una tendencia hacia el desarrollo de vehículos urbanos. El VOI podría ser utilizado por conductores individuales, compañías de taxis, departamentos de policía y equipos de mantenimiento sin ocupar espacio en ciudades cada vez más pobladas. Este concepto de scooter podría incorporarse a esquemas de transporte público y de vehículos compartidos que intenten resolver las brechas de movilidad. El Proyecto VOI no solo ha producido una alternativa intrigante al scooter a gasolina, sino que también ha avivado el interés en las soluciones de transporte urbano.

Author: Mireia López

Soy pedagoga, pero en mis ratitos me dedico a escribir y divulgar sobre temas tan importantes como la ecología, espero que os guste lo que tengo que decir en mis pequeñas aportaciones.

Deja un comentario

12 − 11 =