Certificación LEED: la clave de la arquitectura verde

El campo de la arquitectura verde se ocupa del diseño y la construcción de edificios que hacen el uso más sostenible y eficiente de los recursos a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio. Los edificios ecológicos están diseñados para tener el menor impacto en el medio ambiente natural y la salud humana.

LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) es un sistema de certificación diseñado para calificar y recompensar el cumplimiento de los principios de la arquitectura verde. El diseño de las tasas de certificación LEED, no el rendimiento a largo plazo, por lo que es solo una parte del rompecabezas. Ha habido un llamado para que la certificación LEED contenga el seguimiento del rendimiento, pero eso aún no es obligatorio.

El United States Green Building Council (USGBC) desarrolló los criterios y la certificación LEED, mientras que en Canadá, el Canadian Green Building Council utiliza una versión modificada del sistema estadounidense para su certificación LEED Canada NC v1.0.

Los criterios LEED abarcan cinco categorías principales: diseño y construcción de edificios ecológicos, diseño y construcción de interiores ecológicos, operaciones y mantenimiento de edificios ecológicos, desarrollo de vecindarios ecológicos y diseño y construcción de viviendas ecológicas.

Se otorgan puntos dentro de estas categorías para determinar la calificación del edificio. Los desarrollos se califican por separado. Un nuevo vecindario diseñado puede tener una clasificación LEED por el diseño de sus calles y el tratamiento central de aguas residuales, pero las casas mismas tendrán una clasificación diferente según sus materiales y eficiencias.

Hay cuatro niveles de certificación LEED, según la calificación. Certificado significa que cumple con los requisitos básicos, mientras que Plata, Oro y Platino reflejan mejores calificaciones a lo largo de la escala. Los puntos se otorgan en función de categorías como Sitios Sostenibles, Eficiencia del Agua, Energía y Atmósfera, Materiales y Recursos, y Calidad Ambiental Interior. Todos estos tomados en conjunto suman la calificación asignada.

Las ventajas de la certificación LEED son muchas. Proporciona información para clientes y clientes para ayudarlos a determinar dónde quieren poner su dinero. Para muchas personas, la certificación LEED es muy importante, ya que la certificación respalda las elecciones de vida que están tratando de hacer. Por otro lado, la certificación LEED puede hacer que el proceso de construcción tarde más, lo que aumenta los costos. Los sitios con certificación LEED tienden a ser más caros de comprar y arrendar como reflejo de eso.

La investigación ha demostrado que los edificios construidos según las pautas LEED son más eficientes y, como resultado, ahorran costos. Sin embargo, dado que el sistema de certificación LEED no tiene un requisito de monitoreo, no se sabe qué tan bien estos edificios están a la altura con el tiempo. Esta es una de las principales críticas al proceso LEED y tendrá que abordarse en el futuro.

La certificación LEED es una herramienta más en el cinturón de los desarrolladores y consumidores de edificios, brindándoles información sobre cómo reducir ese impacto ambiental a través de los edificios en los que viven y trabajan. Sin embargo, no es la única herramienta, y hay más trabajo por hacer. hacerse para asegurar que los edificios cumplan y sigan cumpliendo con los estándares de menor impacto ambiental.

Author: Mireia López

Soy pedagoga, pero en mis ratitos me dedico a escribir y divulgar sobre temas tan importantes como la ecología, espero que os guste lo que tengo que decir en mis pequeñas aportaciones.

Deja un comentario