Brasil pone una prohibición de 60 días a los incendios de desmonte como medida de control de daños por incendios en la Amazonía

Prohibición declarada de incendios de desmonte en la selva amazónica de Brasil durante 60 días para hacer frente de manera efectiva al gran aumento del número de incendios.

Después de enfrentar intensas críticas en el país y en el extranjero por su incapacidad para proteger la selva tropical, el decreto fue firmado por el presidente Jair Bolsonaro.

El miércoles hubo una advertencia de un destacado ambientalista brasileño: “Lo peor del incendio está por venir”.

La próxima semana los países sudamericanos se reunirán para discutir la crisis.

El impacto que tendrá la prohibición aún no está claro, ya que los ambientalistas dicen que la gran mayoría de la tala de bosques ya es ilegal y la aplicación es laxa en la Amazonía brasileña.

Este año se han producido más de 80.000 incendios hasta la fecha en la Amazonía, que es un almacén de carbono vital para frenar el ritmo del calentamiento global, lo que representa un aumento del 77 % en el mismo período de 2018.

Las políticas promulgadas por la administración de Bolsonaro causaron el aumento, que se debe en parte, según los ambientalistas.

¿Qué dice el decreto?

Los fiscales investigaron las denuncias de algunos de los incendios provocados por el desmonte ilegal de terrenos y, en la actualidad, en todo el país, el decreto prohíbe hacer fuego con este fin.

Hay tres excepciones. Son: si los incendios son autorizados por las autoridades ambientales por razones fitosanitarias; como medida preventiva para combatir incendios forestales; y como parte de las prácticas tradicionales de agricultura de subsistencia de los pueblos indígenas.

¿Por qué podría ser lo peor a seguir?

Tasso Azevedo, la persona que dirige el grupo de seguimiento de la deforestación, Mapbiomas, mientras escribía en el periódico O Globo, dijo que, en caso de talar el bosque, los árboles y la vegetación deben cortarse y dejarse durante algunas semanas hasta que esté lo suficientemente seco como para instalarse. fuego.

La tala del bosque en abril, mayo y junio resultó en incendios actuales, escribió, sin embargo, la tasa de tala en julio y agosto aumentó considerablemente, lo que sugiere la presencia de mucho combustible en el suelo esperando la ignición.

Azevedo pidió una prohibición del uso del fuego hasta el final de la estación seca en noviembre en la región amazónica.

Según él, se requieren acciones urgentes para poner fin a la deforestación mayoritariamente ilegal vinculada a grupos criminales involucrados en el robo de madera, el acaparamiento de tierras y la extracción de oro.

“Lo que estamos viviendo es una crisis real, que puede convertirse en una tragedia que traerá incendios mucho más grandes que los actuales si no se detiene de inmediato”, dijo.

¿Qué otros esfuerzos está haciendo Brasil para hacer frente a los incendios en la Amazonía?

Bolsonaro rechazó una oferta del G7 de 22 millones de dólares tras una disputa con el presidente francés Emmanuel Macron, pero aceptó la oferta de cuatro aviones de Chile para combatir los incendios, la mayor cantidad en Brasil desde 2010.

Según el gobierno, se han desplegado 44.000 soldados para combatir el fuego. Después de que Bolsonaro dijera la semana pasada que las autoridades no tenían los recursos para combatir los incendios, llegó.

Los policías federales serían enviados a las zonas de fuego para ayudar a otras agencias estatales a combatir la “deforestación ilegal”, dice el Ministerio de Justicia.

El ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo e Silva, dijo el lunes a los medios locales que la situación “no era simple, pero está bajo control y se está enfriando bien”.

El martes, en declaraciones a la BBC, Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente brasileño que está en prisión tras condenas por corrupción, acusó a Bolsonaro de “causar un tremendo mal al pueblo brasileño”.

¿Más incendios que en los últimos años?

Los datos publicados por la agencia espacial de Brasil sugieren que sí. El INPE (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales) dice que ha habido 83.000 y más incendios entre el 1 de enero de 2019 y el 27 de agosto de 2019. Hay un aumento del 77% con respecto al mismo período de 2018.

La “temporada de incendios de 2019 tiene el recuento de incendios más alto desde 2012”, también advirtió la NASA.

El análisis de la BBC también encontró que una fuerte disminución en las multas que se entregan por violaciones ambientales coincide con la gran cantidad de incendios registrados.

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario

16 + 2 =