8 formas inteligentes de comer alimentos orgánicos con un presupuesto ajustado

En un mundo ideal, comer alimentos orgánicos debería ser la norma. ¿De qué otra manera estaría en contra de consumir alimentos que no contienen conservantes, aditivos artificiales e incluso pesticidas dañinos?

Desafortunadamente, es más fácil decirlo que hacerlo. La realidad es que los alimentos orgánicos son más costosos que los alimentos convencionales. ¿Por qué? Por las siguientes razones:

  • Mayores insumos de mano de obra con menores rendimientos
  • Oferta limitada de alimentos orgánicos en comparación con la demanda
  • Costos de manejo poscosecha, incluida la separación de los alimentos producidos convencionalmente para su procesamiento y transporte.
  • Ineficiencias en marketing por menores volúmenes

Como tal, muchas personas tienden a evitar las comidas orgánicas para evitar acumular facturas caras.

Sin embargo, eso no significa que deba dejar de lado la idea de comprar alimentos orgánicos por completo. Hay numerosas formas de hacerlo sin afectar su presupuesto de alimentos.

Estos son nuestros mejores consejos sobre cómo pagar alimentos orgánicos con un presupuesto reducido:

Reducir la carne

Reduzca el consumo de carne: compre alimentos orgánicos con un presupuesto limitado.

Comer carne es, por supuesto, un asunto caro. Sin embargo, no tiene por qué ser una comida diaria. Reducir el consumo de carne y aumentar la ingesta de verduras no es saludable para su cuerpo, pero también le ahorrará dinero.

Si todavía está decidido a comer carne, puede optar por diferentes cortes de carne como alternativa. Estos cortes de carne son menos costosos y más nutritivos, ya sea el chuck, la pechuga o el solomillo. Es posible que tarden un tiempo en cocinarse, pero valdrá la pena sustituirlas por carne convencional.

Considere cambiar también a carnes de origen vegetal para reducir su presupuesto de alimentos. Debido a que se producen a partir de granos ampliamente disponibles, las carnes de origen vegetal tienden a ser menos costosas y más saludables a largo plazo.

Comprar en grandes cantidades

Los artículos de compra a granel tienden a ser más baratos, ya que la mayoría tienen un costo menor que el paquete típico. En otras palabras, si no está aprovechando las ventas de “compre uno y lleve otro gratis”, entonces se está perdiendo una gran cantidad de ahorros.

Sin embargo, el hecho de que algo esté en oferta no significa que deba comprarlo. Si realmente no lo necesita, comprarlo al por mayor solo generaría desperdicio. Solo agrava el problema al sacar dinero de sus bolsillos que podría haber utilizado para los alimentos que realmente necesita.

Cuando compre a granel, consuma alimentos secos o verduras que tengan una vida útil prolongada, como zanahorias, cebollas o papas. Asimismo, puede comprar cortes de carne más grandes y congelar las porciones para su uso posterior.

Crece tus propias

compre alimentos orgánicos o cultive los suyos propios

Cultivar sus productos orgánicos le ahorrará mucho dinero en vegetales. Y no necesitas un gran jardín para cultivar tu comida.

Puede hacer uso de macetas, que ocupan un espacio mínimo, para cultivar sus verduras favoritas. Las hierbas pueden ser un buen lugar para comenzar, dado lo caro que es comprarlas en el supermercado.

Además de las macetas, también puede cultivar sus productos en los alféizares de las ventanas o en el porche. Mejor aún, puede optar por una cama elevada, adecuada para apilar muchas verduras en un espacio pequeño.

Consulte nuestras guías aquí sobre cómo empezar a cultivar un huerto:

Compre productos de temporada

Comprar cualquier producto, y mucho menos orgánico, suele ser más barato cuando está en temporada. Esto se debe a su abundancia y al hecho de que no se ha enviado al otro lado del mundo.

Lo bueno de los productos orgánicos de temporada es que son más baratos, frescos y más nutritivos.

Si no está seguro de cuándo sus productos orgánicos favoritos están en temporada, puede consultar varias guías de productos de temporada en línea para mantenerse informado.

Reducir el desperdicio de alimentos

evitar el desperdicio de alimentos

Según la investigación, los estadounidenses desperdician alrededor de 150.000 toneladas de comida cada día, aproximadamente una libra de comida por persona. Aún más sorprendente es el hecho de que las frutas y verduras constituyen gran parte de este desperdicio.

Hay muchas formas de evitar este desperdicio y deterioro de alimentos. Asegúrese de haber utilizado por completo sus productos viejos antes de realizar otra compra. Hablando de compras, evite comprar en exceso: compre únicamente los alimentos orgánicos que realmente necesita.

Mantenga todos los productos perecederos en el congelador y los productos no perecederos en un lugar limpio y seco.

Considere los alimentos orgánicos congelados

Bajo cualquier circunstancia, se argumentará que las verduras frescas son más saludables que las congeladas. Sin embargo, ese no es necesariamente el caso, ya que las frutas y verduras congeladas son tan saludables y nutritivas como sus contrapartes frescas.

Los productos congelados se recogen y congelan en el pico de la cosecha, preservando así su valor nutricional al instante. Por el contrario, las verduras frescas pierden algunos nutrientes con el tiempo mientras se transportan a largas distancias hasta las tiendas.

Por lo tanto, la próxima vez que vaya al supermercado, esté atento a los alimentos congelados o enlatados.

Crea o únete a una cooperativa de alimentos orgánicos

mercados de agricultores: compre alimentos orgánicos baratos

Si desea estar saludable con un presupuesto limitado, pruebe las cooperativas de alimentos de la comunidad. Son más como tiendas de comestibles propiedad de una red de personas. Al suscribirte a uno, accederás a una amplia gama de alimentos saludables a precios económicos.

También son una excelente manera de descubrir nuevos productos que quizás no conozca. ¿Cómo encontrar una cooperativa de alimentos cerca de usted? Simplemente realice una búsqueda rápida en Internet o utilice directorios en línea.

Compra sabiamente

¡Por supuesto, evite los supermercados! Les gusta vender alimentos orgánicos a precios elevados en comparación con los mercados de agricultores. Cuando compra alimentos orgánicos en los mercados de agricultores, tiene la seguridad de obtener productos orgánicos frescos y más baratos que los que obtendría en los supermercados.

Los productos en el mercado de agricultores provienen directamente de la fuente y se venden el mismo día en que se cosechan. Es sabroso y muy nutritivo, lo que lo convierte en una dulce ganga.

Además, comprar en los mercados de agricultores ayuda a mantener las granjas más pequeñas en funcionamiento y contribuye a un medio ambiente saludable y sostenible.

Author: Cris

Apasionada del mundo de la ecología, escribo noticias en este blog para intentar mejorar el medio ambiente. Pasión por las plantas y la jardinería.

Deja un comentario

uno × 4 =