5 cambios menores que pueden reducir su huella ecológica

Preservar nuestro medio ambiente para que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos puedan disfrutarlo durante muchos años es algo en lo que casi todos podemos estar de acuerdo. Desafortunadamente, a veces las barreras como el tiempo y el dinero impiden que las personas hagan su parte para ayudar a proteger nuestro planeta.

Tratar de reducir su huella ecológica en el mundo en que vivimos no tiene por qué ser una gran lucha o un inconveniente. Aquí hay algunas cosas fáciles de implementar que puede hacer en su vida diaria para reducir su huella en el medio ambiente.

Uno: opte siempre por la menor cantidad de embalaje

Cajas dentro de cajas, bolsas de plástico para un solo artículo, todas estas cosas realmente suman. Se estima que cada año se utilizan más de 500 mil millones de bolsas de plástico en todo el mundo. Las bolsas de plástico no solo son peligrosas para la vida vegetal y animal cuando se tiran a la basura, sino que son extremadamente difíciles de reciclar y la mayoría terminan en un vertedero donde permanecen durante 300 años antes de degradarse.

Lo mejor que puede hacer en una línea de supermercado es pasar bolsas de plástico en la línea de pago. Aquí hay algunos consejos más para reducir la cantidad de empaque que usa:

  • Compre tamaños más grandes de artículos que usa con frecuencia para reducir sus viajes de compras más la cantidad de basura generada.
  • Lleve consigo una o más bolsas reutilizables cada vez que vaya al supermercado. Mantenga algunos en su automóvil en caso de que haga algún viaje inesperado.
  • Rechace cortésmente la bolsa por uno o incluso dos o tres artículos pequeños. Mételos en tu bolso si llevas uno lo suficientemente grande.
  • Solo compre productos en envases reciclados y busque etiquetas que indiquen que la empresa está utilizando la menor cantidad de envases.
  • A menos que tenga problemas de salud graves, no compre frutas previamente peladas, como las naranjas. El embalaje utilizado para estos productos es un desperdicio.
  • Compra artículos usados ​​cuando puedas. No solo son mucho menos costosos en la mayoría de los casos, sino que también ahorran el embalaje adicional que habría ido en uno nuevo.

Dos: Reducir el agua cuando y donde sea posible

Uno de los mayores daños que los humanos le causan al planeta viene en forma de consumo de agua. Desde regar en exceso nuestros jardines hasta bañarse, lavar platos, ropa y más, el hogar promedio usa entre 80 y 100 galones de agua por persona, por día.

El acto que representa la mayor parte del uso de agua es tirar de la cadena del inodoro, y el baño ocupa el segundo lugar. Aquí hay algunas maneras de reducir el uso de agua:

  • Instale cabezales de ducha de bajo flujo y controle la duración de sus duchas y baños. Es muy fácil perder el tiempo allí, pero si tiene más en cuenta el tiempo mientras está allí, podría marcar una gran diferencia en el desperdicio de agua.
  • Instale inodoros de bajo flujo que usen mucha menos agua por descarga que los modelos promedio. También puede usar una botella de agua con peso para elevar el nivel del agua en el tanque del inodoro como una forma económica de reducir la cantidad de agua que se descarga.
  • Puede ser impactante, pero los estudios muestran que usar un lavavajillas usa menos agua que lavar a mano. Te salva la piel y también tu tiempo.
  • Considere si realmente necesita una ducha diaria. Salta cuando puedas.

Tres: Ahorro de electricidad

El costo de la electricidad también es un gasto doméstico importante y se puede controlar con algunos ajustes simples. Aquí están algunos de esos:

  • Apague las luces en las habitaciones que no estén en uso.
  • Instale sensores de movimiento en las luces exteriores en lugar de dejarlas encendidas toda la noche.
  • Use luces de paso que funcionen con energía solar.
  • Use el poder del sol en los días templados: colgar la ropa ahorra energía (incluso las secadoras de gas usan algo de electricidad) y también es mejor para su ropa. Nota: La ropa ligeramente sudada pero no sucia se puede colgar en un tendedero a la luz del sol y volverá a estar fresca sin tener que lavarla ni secarla.
  • Considere la posibilidad de actualizar los electrodomésticos más antiguos a modelos más eficientes energéticamente. Los ahorros a menudo compensarán el precio de compra o al menos se acercarán.

Cuatro: aplastar la basura

En algunas comunidades se paga una tarifa fija por el servicio de basura. Para otros, usted paga por una cierta cantidad de maletas y luego paga tarifas adicionales por cosas como maletas adicionales o artículos más grandes. Reducir la cantidad de basura que genera podría ahorrar dinero y además reduce la cantidad que debe transportarse a los vertederos. Aquí hay algunas ideas simples que quizás no haya pensado para ayudar con esto:

  • Recicle todo lo que pueda: las botellas, las latas y los materiales de cartón y papel se pueden reciclar. La mayoría de las comunidades proporcionan contenedores para el reciclaje en la acera. Otras comunidades pueden tener un contenedor o centro de reciclaje ubicado en una ubicación central.
  • Si tienes muchas latas, es posible que puedas venderlas. Sin embargo, verifique el precio por libra antes de decidirse a hacer esto, porque el costo puede no valer la pena el tiempo y el esfuerzo.
  • Compre un filtro de agua, ya sea uno que se monte en su grifo o que guarde en su refrigerador, en lugar de depender de botellas de agua de un solo uso. Si debe usar estas botellas de agua, asegúrese de reciclarlas una vez que estén vacías.
  • Haga que eliminen su nombre de todas las listas de correo y sea selectivo con los catálogos que solicite. Si es posible, compre en línea y solicite que toda la correspondencia sea solo electrónica.
  • Vaya sin papel para sus estados de cuenta bancarios.
  • Pase las revistas a las que esté suscrito llevándolas al consultorio de su médico para que otros puedan leerlas. Omita las suscripciones por completo y lea sus revistas favoritas en la biblioteca local de forma gratuita. Muchas revistas también están cambiando a versiones en línea, que se pueden disfrutar sin preocuparse por crear más basura.
  • Aplana todo lo que no se pueda reciclar. Rellene los artículos más pequeños en artículos más grandes para que pueda caber más en cada bolsa de basura que use.

Cinco: alimenta el planeta

El desperdicio de alimentos es una gran fuente de daño ambiental. Las personas a menudo tiran alimentos perfectamente buenos porque las etiquetas de caducidad son incorrectas o poco claras, no tienen ganas de guardar las sobras o no se toman el tiempo para explorar el poder del compostaje. Aquí hay maneras de ayudar a hacer su parte, un bocado pequeño a la vez:

  • No siempre se adhiera estrictamente a las etiquetas de caducidad. Algunas estimaciones de fecha son extremadamente conservadoras y hay otras formas de verificar si su comida todavía es buena. Por ejemplo, una simple prueba de olfato puede indicar si la leche se ha echado a perder o no, ya que el olor a leche agria es fuerte. La gente a menudo confunde una etiqueta de «vender antes de» con una fecha de caducidad, cuando normalmente significa «mejor antes de», lo que puede significar que la comida no sabrá tan bien después de esta fecha, pero no dañará a quienes la coman. Es posible que los fabricantes de alimentos estén revisando muy pronto el lenguaje de las etiquetas de caducidad.
  • Instale un contenedor en la cocina para los restos de comida, incluidas cáscaras y cáscaras, cáscaras de huevo, posos de café y pequeños trozos de comida sin terminar. Utilice estos restos para establecer un montón de compost en su jardín. Incluso si no planea hacer jardinería, el compostaje es excelente para el césped e incluso puede compartirlo con sus vecinos.
  • Guarde en cajas todos los alimentos sobrantes en los restaurantes, incluso los trozos que no tiene la intención de comer. Esto también puede ir a su pila de compost.
  • Otras cosas que pueden entrar en una pila de compost incluyen recortes de jardín (a menos que se traten con pesticidas), pelusas de secadora, filtros de café orgánico, periódicos y ropa de cama para mascotas (no virutas de cedro).
  • No ponga grasa o aceite en su pila de compost, ya que puede dañar las bacterias necesarias para descomponer los materiales.

Ser consciente del impacto que tienen tus acciones en este planeta es una gran parte de la reducción de tu huella ecológica. Comience por tomar cualquiera de estos pequeños pasos para hacer su parte para preservar este gran mundo que todos compartimos.

Crédito de la imagen: johnhain

Author: poweb

Diseñador web, siempre he querido poner mi granito de arena para la conservación del planeta. Lo intento con esta web y algunas otras.

Deja un comentario